28.5 C
Miami
miércoles, julio 24, 2024
InicioNoticiasAl menos 16 muertos en tiroteo en Maine; la policía busca al...

Al menos 16 muertos en tiroteo en Maine; la policía busca al agresor

Relacionados

Source link

Un hombre mató a tiros al menos a 16 personas en un restaurante y una bolera en Lewiston, Maine, el miércoles y luego huyó en la noche, lo que provocó una búsqueda masiva por parte de cientos de agentes mientras los residentes asustados permanecían encerrados en sus casas.

Un boletín de la policía identificó a Robert Card, de 40 años, como una persona de interés en el ataque que abrió fuego en la boleta alrededor de las 7:00 de la noche.

Card fue descrito como un instructor de armas de fuego que se cree que estaba en la Reserva del Ejército y asignado a una instalación de entrenamiento en Saco, Maine.

El documento, distribuido entre la policía decía que Card había estado internado en un centro de salud mental durante dos semanas en el verano de 2023. No proporcionó detalles sobre su tratamiento o condición, pero dijo que Card había informado «escuchar voces y amenazas de tirotear» la base militar.

Un número de teléfono que figura en los registros públicos de Card no estaba en servicio.

Anteriormente, la policía de Lewiston dijo en una publicación en Facebook que estaban lidiando con un incidente con un tirador activo en el Schemengees Bar and Grille y en Sparetime Recreation, una bolera a unos 6,4 kilómetros de distancia.

Un jugador de bolos, que se identificó únicamente como Brandon, dijo que escuchó unos 10 disparos y pensó que el primero era la explosión de un globo. Después vio a un hombre con un arma y corrió a ocultarse en el área de los bolos encima de la maquinaria.

Él y un grupo de sobrevivientes fueron conducidos a una escuela secundaria en la ciudad vecina de Auburn para reunirse con familiares y amigos.

Melinda Small, propietaria del restaurante Legends Sports Bar and Grill, dijo que su personal inmediatamente cerró sus puertas y alejó a los 25 clientes y empleados de las puertas después de que un cliente informó haber oído sobre el tiroteo en la bolera cerca de allí.

Pronto, la policía inundó la carretera y un oficial de policía finalmente escoltó a todos fuera del edificio.

Después del tiroteo, la policía, muchos de ellos armados con fusiles, tomó posiciones mientras la ciudad descendía a un silencio inquietante, interrumpido por sirenas ocasionales, mientras la gente se refugiaba en sus casas. Las escuelas están cerradas este jueves en Lewiston, Lisbon y Auburn, así como las oficinas municipales en Lewiston.

La Oficina del Sheriff del condado de Androscoggin publicó dos fotografías del sospechoso en su página de Facebook que mostraban al tirador entrando a un establecimiento apuntando con un arma.

Dos funcionarios de policía dijeron a AP que al menos 16 personas murieron y se esperaba que la cifra aumentara.

Sin embargo, Michael Sauschuck, comisionado del Departamento de Seguridad Pública de Maine, se negó a proporcionar una estimación específica en una conferencia de prensa, calificándola de “situación fluida”. La policía estatal tenía previsto celebrar una conferencia de prensa a media mañana el jueves.

Los dos funcionarios dijeron también que decenas de personas también habían resultado heridas.

En su sitio web, el Centro Médico Central Maine dijo que el personal estaba “reaccionando a un evento con víctimas en masa y un tiroteo en masa” y coordinaba con los hospitales del área para recibir pacientes. El hospital fue cerrado y la policía, algunos armados con fusiles, permanecieron en las entradas.

Mientras tanto, hospitales tan lejanos como Portland, a unos 56 kilómetros (35 millas) al sur, estaban en alerta para recibir posibles víctimas.

La orden para residentes y propietarios de negocios de permanecer dentro y fuera de las calles de la ciudad de 37.000 habitantes se extendió el miércoles por la noche desde Lewiston hasta Lisboa, a unos 13 kilómetros de distancia, después de encontrar allí un “vehículo de interés”, dijeron las autoridades.

La gobernadora Janet Mills emitió un comunicado en el que se hacía eco de las instrucciones para que la gente se refugiara. Dijo que había sido informada sobre la situación y que permanecerá en estrecho contacto con los funcionarios de seguridad pública.

El presidente Joe Biden habló por teléfono con Mills y los miembros del Senado y la Cámara de Representantes del estado, ofreciendo “pleno apoyo federal tras este horrible ataque”, según un comunicado de la Casa Blanca.

Maine no requiere permisos para portar armas, y el estado tiene una antigua cultura de propiedad de armas que está ligada a sus tradiciones de caza y tiro deportivo.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí