22.5 C
Miami
viernes, abril 19, 2024
InicioNoticiasAnálisis: La ‘pelea’ entre el presidente Gustavo Petro y Amparo Grisales -...

Análisis: La ‘pelea’ entre el presidente Gustavo Petro y Amparo Grisales – Gobierno – Política

Relacionados

Dos aviones casi chocan en el Aeropuerto National Reagan de Washington

Source link El jueves se evitó una colisión entre...

La Casa Blanca dice planes para abordar causas de la migración muestran resultados

Source link WASHINGTON —  La estrategia de la Casa Blanca...

Familia Kennedy respalda a Biden en intento de hundir candidatura de RFK Jr.

Source link FILADELFIA, Pensilvania, EEEUU —  El presidente estadounidense Joe...

Congreso de EEUU votará paquetes de ayuda para Israel y Ucrania

Source link El presidente de la Cámara Baja, Mike...

Source link

En la noche de este martes, la Presidencia de la República ordenó otra vez interrumpir la programación habitual de los canales de televisión para emitir un discurso del jefe del Estado, Gustavo Petro.

Suman más de una docena de alocuciones que en un principio empezaron a las 7 de la noche. Las últimas han sido a las 8 de la noche, hora del prime time la franja de mayor sintonía en la pantalla chica. Así, por ejemplo, el Canal Caracol emite a esa hora ‘Yo me llamo’ mientras que RCNMasterChef ’.

El lunes el rating del espacio que conduce Amparo Grisales, una de las estrellas de mayor brillo del entretenimiento nacional, tuvo un share de 43 puntos. Esto significa que casi la mitad de los televisores encendidos de producción local la estaban viendo a ella y a los imitadores de iconos de la música.

Este martes, Petro hizo su alocución que en principio fue transmitida en directo por Señal Colombia. Luego se dio la orden de romper la programación para que el presidente fuera visto por todos los canales.

Al margen de que millones de televidentes huyeron hacia otras opciones, las mediciones de sintonía muestran que Caracol a esa hora se bajó a un share de 27.8, la reflexión es el impacto de comunicación política que tiene esta decisión.

“La finalidad de la Casa de Nariño es clara: lograr un mayor alcance de la figura y de los contenidos políticos del presidente Gustavo Petro. Sin embargo, es una estrategia fallida. Interrumpir la programación en horario prime time, cuando los hogares colombianos siguen sus rutinas de entretenimiento por los canales privados de televisión, genera rechazo e inconformidad con la imagen presidencial”, dice Jairo Libreros, analista, experto en comunicación política y docente del Externado.

Para el analista Gabriel Cifuentes es natural la orden presidencial de emitir las alocuciones. “Si bien el medio que el presidente prefiere es Twitter o X, su alcance es limitado y su mensaje llega con fuerza a unas bases ya consolidadas. La televisión, en cambio, sigue siendo el medio más visto por los colombianos. Es la manera más efectiva de enviar un mensaje y de garantizar de que le llegue a todo el mundo y no sólo al pequeño nicho de las redes sociales”, dice.

Para Cifuentes, el presidente Petro ha roto la tradición de las alocuciones formales, esporádicas y extraordinarias que por lo general se hacían en contadas ocasiones los domingos. “Petro ha hecho uso del derecho de dirigirse a los colombianos de manera recurrente, repitiendo los discursos sin que detrás haya un anuncio o una decisión que merezca ser anunciada de manera extraordinaria”, argumenta.

Para este experto, es un hecho que también coinciden sus alocuciones a momentos de crisis política. “En este caso las filtraciones sobre la posible financiación irregular de su campaña en boca de su propio hijo, lo cual ha revivido la indignación en parte de la ciudadanía en un momento donde el presidente se juega el todo por el todo en las elecciones regionales y en el trámite de sus reformas. Poder hacer uso del prime time le permite entonces ocupar un espacio amplio y diverso que no tendría de otra manera y así plantar un mensaje con el que pueda marcar la agenda de discusión en momentos de crisis.

Andrés Segura, analista y experto en comunicación política, considera que en general las alocuciones presidenciales cada vez tienen menos impacto y eso ha llevado a que desde diferentes gobiernos usen diferentes canales para transmitir estos mensajes.

“En términos de alcance, la amplia oferta de pantallas y de canales en cada pantalla hace que el ciudadano tenga muchas más opciones diferentes a los discursos políticos. El declive de las audiencias en los canales de televisión también arrastra estas alocuciones”, dice Segura.

Para este experto, las alocuciones se soportan en la sensación de que algo extraordinario está pasando, y frente a la ausencia de este contexto, estos discursos no tienen la capacidad suficiente de atraer audiencias que los alejen de otros contenidos que consumen cotidianamente.

Por su parte, Libreros dice que en esta línea los mensajes institucionales que se pretenden transmitir no logran su cometido. “¿Muchas personas se enteran de lo que pasa? Seguramente, pero el alcance es limitado y de difícil medición técnica por motivos metodológicos. Esas intervenciones o interrupciones presidenciales no se realizaron para las audiencias de radio ni de televisión. Los mensajes son difusos y en algunos casos etéreos, porque los contextos de transmisión son diferentes”.

En la discusión también otras temáticas. “Es una carga jurídica, económica y de oportunidad que los canales de televisión no pueden asimilar ni compensar, porque afectan la operación de programación, los espacios comerciales y los niveles de audiencia”, agrega Libreros.

“El presidente Petro se ha caracterizado desde siempre por buscar eliminar la intermediación de los medios de comunicación, en su relación con la ciudadanía. Las ahora constantes apariciones del primer mandatario en horario primen, para retransmitir sus discursos en plaza pública, son una evolución del concepto que instauraron en Venezuela con el programa liderado en su momento por Chávez”, dice el analista Gonzalo Araujo.

“Él y su equipo de Gobierno quieren tener una relación directa con el ciudadano, sin la intermediación de nadie, por eso también su frecuente uso de X antes Twitter. Pareciera, así mismo, que busca conectarse con la base de electores, pues sus intervenciones y discursos como el de este martes, tiene un alto contenido ideológico, el cual busca poner a la oposición, como los verdugos de la historia en Colombia”.

Petro, sin embargo, no es el primer presidente que hace uso de este manejo de la televisión. Durante el gobierno del presidente Iván Duque, él ordenó un programa diario para dirigirse a la Nación, aunque lo justificó que era exclusivamente para informar sobre la gravísima emergencia del Covid-19.

El espacio de Duque se llamó Prevención y Acción. A pesar del esfuerzo del primer mandatario, también se terminó diluyendo. “El impacto real, de esta estrategia, como en su momento la vivimos con los programas del Gobierno Duque relacionados con la pandemia, son muy limitados, pues la gente a menos que tenga un interés directo, no presta atención a esas intervenciones y se distrae en tareas del hogar al ver que le han metido contenido en su hora de descanso”, dice Araujo.

También durante la pandemia, Ángela Merkel hizo algo que nunca había hecho en sus 14 años como canciller de Alemania. Salió en la televisión para dirigir un mensaje a la nación. Tuvo una audiencia de 30 millones de personas que la escucharon atentos durante 12 minutos.

Son situaciones y realidades distintas. De hecho, aquí en su cuenta de Twitter Amparo Grisales ha respondido con ironía a la singular pelea que ahora libra por la audiencia frente al presidente de la República.

POLÍTICA

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí