21.2 C
Miami
lunes, abril 15, 2024
InicioNoticiasAndrés Calle, el ‘caballo de Troya’ del Gobierno para reforma de la...

Andrés Calle, el ‘caballo de Troya’ del Gobierno para reforma de la salud – Congreso – Política

Relacionados

Muere niña en tiroteo contra reunión familiar en Chicago; hay 10 heridos

Source link CHICAGO, EEUU —  Una niña murió y 10...

Menos jóvenes estadounidenses quieren estudiar en China; ambos países tratan de arreglarlo

Source link Washington —  Stephen Garrett, un estudiante de posgrado...

Israel celebra su «éxito» ante ataque iraní. Biden busca respuesta diplomática

Source link TEL AVIV —  Israel celebró el domingo la...

Mueren a los 62 años los siameses más longevos del mundo

Source link READING, Pensilvania, EEUU —  Los siameses Lori y...

Source link

El Gobierno se la jugó por Andrés Calle como presidente de la Cámara de Representantes y el joven liberal está respondiendo y se convirtió en el ‘caballo de Troya’ que está moviendo la polémica reforma de la salud.

En solo dos días la plenaria de esa corporación aprobó el 49 por ciento de la iniciativa, que estuvo cinco meses estancada en esa corporación y ni siquiera con David Racero, del Pacto, como presidente de la Cámara se logró tal avance.

(Le sugerimos: Futuro de la reforma de la salud se resolverá tras elecciones: ¿qué viene)

Desde comienzos del 2023 se comentaba en las toldas liberales que el cordobés de 31 años sería presidente de la Cámara para el segundo año legislativo. El expresidente César Gaviria, jefe del Partido Liberal, había aceptado que su nombre fuera puesto a consideración de la plenaria. También tenía el respaldo del Gobierno.

El poderoso clan Calle, dedicado a la política tradicional en Córdoba, le hizo campaña al hoy presidente Gustavo Petro.

El presidente de la Cámara, Andrés Calle.

Foto:

Prensa Andrés Calle

Gabriel Calle, hermano del presidente de la Cámara, fue el gerente de la campaña presidencial en ese departamento y hoy tiene el respaldo del Pacto para la gobernación de Córdoba. En las encuestas quien lidera es Eramo Zuleta, avalado por ‘la U’, los liberales, los conservadores, entre otros sectores políticos de derecha.

A medida que avanzaron los meses, el nombre de Calle comenzó a generar alertas en el liberalismo porque, a juicio de algunos de sus miembros, su presidencia podría favorecer al Gobierno Nacional.

Surgieron varios nombres, entre ellos el de Julián Peinado, pero finalmente el cordobés, con el apoyo del Ejecutivo, se quedó con la dignidad.

El 20 de julio, entonces, pasó de ser un discreto representante a ser el nuevo presidente de la Cámara Baja.

Fue catalogado como un triunfo del Gobierno, al contrario de lo que sucedió en Senado, donde Iván Name, impulsado por los sectores de oposición, se quedó con la presidencia. Tras la elección, Calle se reunió la misma semana con el presidente Petro, mientras que con Name el encuentro se tardó varias semanas.

En ese momento, el Gobierno había emprendido una estrategia para quedarse con las mayorías tras el fin de la coalición, que el año pasado actuó como una aplanadora.

La idea era que Luis Fernando Velasco, ministro del Interior, y Mauricio Lizcano, desde la cartera de las TIC, se acercaran a los congresistas liberales y de ‘la U’, respectivamente. Ambos ministros fueron miembros de esas colectividades, lo que podría facilitar el trabajo.

No obstante, dicha estrategia –que fue considerada como una toma hostil de las colectividades– solo comenzó a dar resultados con Calle como presidente.

El 23 de agosto, cuando parecía no haber ambiente para tramitar ninguna de las reformas sociales, Calle sorprendió con un anuncio.

En un evento con el presidente Gustavo Petro en Ciénaga de Oro, Córdoba, anunció el regreso de la reforma de la salud. “Adquirimos un compromiso con Dios y con este proyecto de cambio, estando en la presidencia de la Cámara de Representantes. Esto tiene que redundar en lograr la agenda del cambio y por eso nosotros desde la presidencia de la Cámara empezaremos los debates de la próxima reforma a partir de la próxima semana. Iniciando con la reforma de la salud, que con valentía el pueblo ha defendido en las calles y que necesitamos desde el Capitolio darle esa respuesta al pueblo colombiano”, dijo.

También sorprendió la presencia del liberal, que llegó al Congreso en 2018, en la tarima de la plaza de Bolívar en la que el jefe de Estado hizo nuevamente un llamado para el acuerdo nacional, el pasado 27 de septiembre. El presidente de la Cámara, dicen en el Capitolio, ahora hace parte del “comité de aplausos del Gobierno”.Y hoy, mientras el país y el Congreso tienen los ojos puestos en las elecciones regionales del 29 de octubre, ha avanzado de manera lenta pero segura gracias a los votos liberales y de ‘la U’.

(Además: Reforma de la salud: sin viabilidad fiscal, revive preocupación por vicios de trámite)

Andrés Calle

El representante liberal Andrés Calle. 

En el liberalismo, más allá de los más de 20 representantes que están votando la reforma de la salud, hay sectores que tienen serios reparos e incluso están molestos con la presidencia de Calle, principalmente en el Senado, donde no lo ven con buenos ojos.

Varios congresistas no le ven problema a la cercanía de Calle con el presidente Petro, pero no creen que la dignidad que ocupa sea para favorecer al Ejecutivo, pues así lo ven, dando prioridad a su agenda y llevando el ritmo de los debates según el ritmo en el que quiere el Gobierno. Desde ya hay voces que señalan que están ‘pupitreando’ la reforma.

Algunos sectores consideran que Calle es una pieza clave para que el Gobierno obtuviera los votos liberales que hoy están aprobando el proyecto, pero varios congresistas consultados por EL TIEMPO aseguran que su papel es más el de dirigir la plenaria a beneficio del Gobierno, pero no lo señalan como el hombre de los votos. Ese trabajo es el de Velasco.

Tanto la oposición como compañeros del Partido Liberal consideran que Calle debería ser más garantista, pues creen que en estos meses no lo ha sido.

El episodio más polémico de la mesa directiva de la Cámara fue la creación de la subcomisión que intentó concertar el texto de la reforma de la salud y que finalmente no dio mayores resultados porque, según la oposición, el Gobierno no estaba interesado en concertar porque ya tenía los votos liberales y de ‘la U’, dijo, por ejemplo, el representante uribista Andrés Forero.

Calle aseguró en la plenaria que una vez se votara la ponencia positiva crearía la subcomisión, pero esto no sucedió y levantó la sesión. En ese momento, la representante de la Alianza Verde Katherine Miranda aseguró que el presidente de la Cámara es “un tramposo”.Incluso hay quienes opinan que tenían más garantías con David Racero como presidente de la Cámara. Desde el mismo Pacto señalan a Racero de haber sido demasiado garantista, situación que impidió el avance de la reforma de la salud en plenaria.

Congresistas liberales y de oposición coinciden en afirmar que Calle –quien fue consultado por EL TIEMPO, pero no obtuvo respuesta–, a menos de tres meses de haber llegado a la presidencia de la Cámara, se estaría quemando por favorecer al Gobierno y creen que, de seguir así, en un par de meses perderá el liderazgo de la corporación.

Mateo García
REDACCIÓN POLÍTICA

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí