23.5 C
Miami
miércoles, abril 17, 2024
InicioNoticiasBiden no da señales de alto el fuego en Gaza, dice la...

Biden no da señales de alto el fuego en Gaza, dice la Casa Blanca

Relacionados

Incertidumbre rodea plan republicano para separar proyectos de ayuda para Ucrania e Israel

Source link WASHINGTON —  Los congresistas demócratas dijeron el martes...

FMI proyecta ligera desaceleración de la economía en Latinoamérica en 2024

Source link CIUDAD DE MÉXICO —  La región de América...

Donald Trump vuelve a la corte en segundo día de juicio en Nueva York

Source link Washington —  Con la presencia del expresidente Donald...

Comienza selección de jurado para juicio contra Donald Trump

Source link Comienza el juicio por supuesto soborno en...

Source link

La administración Biden está enviando señales contradictorias mientras continúa rechazando los crecientes llamados a un cese de hostilidades entre Israel y Hamás, al mismo tiempo que el presidente Joe Biden parece estar tratando de apaciguar los llamados de algunos estadounidenses a un alto el fuego en Gaza.

John Kirby, coordinador de comunicaciones estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional, reiteró la posición de larga data de la administración de que un alto el fuego en este momento solo beneficiaría a Hamás.

Israel insiste en que su campaña militar se detendrá sólo después de que el grupo terrorista designado por Estados Unidos sea eliminado.

«Seguimos apoyando las pausas humanitarias, pero no un alto el fuego general en este momento», dijo Kirby a la Voz de América durante la conferencia de prensa del martes en la Casa Blanca. «El presidente no estaba señalando ningún cambio en absoluto».

En respuesta el lunes a los alborotadores que lo instaban a pedir un alto el fuego en Gaza, Biden dijo que ha estado «trabajando silenciosamente con el gobierno israelí» utilizando todos los medios a su disposición «para lograr que reduzcan y salgan significativamente de Gaza».

«Entiendo la pasión», dijo Biden, dirigiéndose al grupo que interrumpió su discurso durante un evento de campaña en Carolina del Sur coreando «Alto al fuego. ¡Ahora!»

El incidente es una de las manifestaciones más públicas hasta ahora sobre cómo el conflicto está dividiendo a los votantes antes de las elecciones presidenciales de 2024 en noviembre.

La declaración de Biden es «un insulto» al pueblo estadounidense que está «exigiendo el liderazgo de Estados Unidos» para detener la guerra, dijo Wendy Pearlman, profesora de estudios de Medio Oriente en la Universidad Northwestern.

«Es casi vergonzoso hablar de susurros silenciosos entre bastidores cuando las acciones de la administración Biden sobre Israel hablan tan alto», dijo a la VOA, subrayando el apoyo financiero, militar y diplomático estadounidense a Israel.

Pearlman es una de los más de 1.350 politólogos estadounidenses que firmaron una carta abierta en la que piden a Biden y a otros líderes políticos estadounidenses que presionen por un alto el fuego inmediato.

El gobierno ha apoyado firmemente la operación militar de Israel en Gaza tras el ataque de Hamás del 7 de octubre que mató a unas 1.200 personas en Israel. Hamás ha sido designado como organización terrorista por Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Europea y otros.

Según el Ministerio de Salud de Gaza, la campaña de Israel ha matado a más de 23.000 personas en el enclave palestino, el episodio más sangriento en el conflicto de décadas.

Biden en un aprieto

Con el rápido aumento de la escala de muerte y destrucción en Gaza, Biden, que está lanzando su campaña de reelección, está en un aprieto, dijo Melani Cammett, profesora de asuntos internacionales en el Centro de Estudios de Oriente Medio de la Universidad de Harvard.

«Todavía hay una parte significativa del público estadounidense que apoya firmemente la alianza entre Israel y Estados Unidos y considera que cualquier esfuerzo por no apoyar a Israel al 100% es una amenaza para esta alianza», dijo a la VOA.

Una encuesta realizada por el Instituto del Electorado Judío, una organización que se describe a sí misma como «una organización independiente y no partidista» dedicada a profundizar la comprensión de la participación judía estadounidense en la democracia estadounidense, muestra que tres de cada cuatro votantes judíos estadounidenses apoyan el manejo de la guerra por parte de Biden.

Al mismo tiempo, las políticas de Biden sobre Israel se están convirtiendo en un posible lastre electoral entre franjas cada vez más grandes de votantes más allá de los estadounidenses árabes y musulmanes, para incluir a los demócratas jóvenes y progresistas, e incluso a algunos de la comunidad judía estadounidense.

El lunes, Americans for Peace Now, una organización izquierdista pro-Israel, se convirtió en el primer grupo sionista estadounidense en pedir a Israel que «adopte e implemente una estrategia de salida inmediata de la guerra», una señal de que el apoyo de los judíos estadounidenses a Israel puede estar fracturándose.

«La administración Biden debe presionar a Israel para que logre un cese inmediato de las hostilidades y pase de la guerra al establecimiento de la paz», dijo James Klutznick, presidente del grupo en un comunicado.

Los grupos judíos estadounidenses antisionistas y no sionistas han criticado la conducta de Israel desde las primeras etapas del conflicto, pero hasta la declaración de APN, el resto del espectro organizativo judío había expresado su apoyo al esfuerzo bélico de Israel y el apoyo de Biden a la campaña.

«La comunidad judía está agradecida por los esfuerzos del presidente Biden para apoyar a Israel en su respuesta al horrible ataque de Hamas el 7 de octubre y para apoyar a los judíos estadounidenses mientras enfrentamos el aumento del antisemitismo», dijo Halie Soifer, directora ejecutiva del Consejo Democrático Judío de América, en un comunicado a la VOA. JDCA tiene como objetivo ser «el hogar político y la voz de los votantes judíos».

«Los votantes judíos también apoyan los esfuerzos del presidente Biden para alentar la liberación de rehenes, reducir la pérdida de vidas en Gaza y garantizar la entrega de asistencia humanitaria a palestinos inocentes», agregó.

Una encuesta de Gallup de diciembre muestra que el 38% de los estadounidenses dice que Israel recibe la cantidad adecuada de apoyo, mientras que el 36% piensa que recibe demasiado y el 24% dice que muy poco. El 40% de los demócratas e independientes dicen que Estados Unidos brinda demasiado apoyo a Israel, en comparación con el 26% de los republicanos.

Otra ronda de diplomacia itinerante

Las declaraciones de Biden se produjeron cuando el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, regresó a Oriente Medio para otra ronda de diplomacia itinerante en medio de señales de que la guerra entre Israel y Hamás en Gaza se está extendiendo a varios puntos calientes de la región.

En una de sus reprimendas más duras a Israel, Blinken subrayó que «Israel debe ser un socio de los líderes palestinos» para apoyar «una solución duradera que ponga fin al largo ciclo de violencia».

Israel, dijo, «debe dejar de tomar medidas que socavan la capacidad de los palestinos para gobernarse a sí mismos de manera efectiva».

Más allá del papel de Washington, los factores económicos serán clave para determinar cuándo Israel termine su campaña, dijo Michael Knights, miembro del Instituto Washington para la Política del Cercano Oriente.

«Es necesario desmovilizar las enormes reservas que se han movilizado desde el 7 de octubre», dijo Knights a la VOA. «De hecho, probablemente, habrá un momento en, digamos enero o febrero, en el que el ejército israelí diga: ‘Hemos hecho lo suficiente, y ni nosotros ni los estadounidenses podemos soportar más presión política. Es hora de un alto el fuego'».

Si Israel pone fin a sus combates de alta intensidad en el primer trimestre, la guerra costará alrededor de 13.800 millones de dólares en 2024, según el Ministerio de Finanzas de Israel. La cifra incluye el costo de movilizar a 350.000 soldados de reserva.

La solicitud de la administración Biden de 14.000 millones de dólares para ayudar a Israel se ha estancado en el Congreso.

La corresponsal de la VOA en la Casa Blanca, Anita Powell, y la corresponsal diplomática Cindy Saine contribuyeron a este informe.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí