27.2 C
Miami
viernes, junio 14, 2024
InicioNoticiasBiden recurre a la influencia del G7 para sacar adelante un plan...

Biden recurre a la influencia del G7 para sacar adelante un plan de 50.000 millones de dólares para Ucrania

Relacionados

Depto. Justicia EEUU no presentará cargos de desacato contra su secretario Merrick Garland

Source link WASHINGTON —  El Departamento de Justicia de Estados...

Cumbre del G7 aborda la migración global

Source link Mostrar más Mostrar menos Los líderes del G7 abordaron...

Source link

El presidente estadounidense, Joe Biden, pretende persuadir a los líderes de las siete economías más ricas del mundo sobre un plan que potencialmente podría proporcionar hasta 50.000 millones de dólares en préstamos para el esfuerzo bélico de Ucrania, utilizando intereses de activos rusos congelados en instituciones financieras occidentales.

El líder estadounidense quiere que sus homólogos del G7 respalden el plan en su próxima cumbre en Apulia, Italia, que comenzará el 13 de junio. Pero antes de que los socios del G7 puedan sumarse, muchos de los detalles del plan primero deben resolverse, reconoció a la Voz de América una fuente familiarizada con el plan de Biden. Si se logra un acuerdo, el préstamo podría desembolsarse a más tardar en los próximos meses.

La mayoría de los aproximadamente 280.000 millones de dólares de activos rusos congelados por las instituciones financieras occidentales tras la invasión de Moscú en 2022 se encuentran en Europa, la mayor parte en Bélgica, Francia y Alemania.

En abril, Biden firmó una legislación que permitía a Washington confiscar los aproximadamente 5.000 millones de dólares en activos rusos que habían sido inmovilizados en instituciones financieras estadounidenses.

Resistiendo la presión de Estados Unidos y Ucrania para confiscar los activos directamente, los funcionarios de la UE acordaron en mayo un plan más restringido de utilizar sólo los intereses generados por estos activos, aproximadamente 3.000 millones de dólares al año o más.

Pero la Administración Biden está presionando por un plan más agresivo. En términos simples, los aliados occidentales concederán por adelantado un préstamo de hasta 50.000 millones de dólares a Ucrania, que se reembolsará utilizando los ingresos por intereses de los activos en los próximos años.

Si no fuera el G7, Estados Unidos -posiblemente con otros aliados, incluidos Canadá, el Reino Unido, Japón y la Unión Europea- emitirían el préstamo de forma conjunta y tendrían derecho a una parte de los intereses generados por los activos, dijo la fuente.

Los detalles del plan no están claros mientras la diplomacia intensiva continúa elaborando los requisitos legales y técnicos. Pero los ministros de finanzas del G7 acordaron ampliamente apoyar los principios del plan durante su reunión de mayo.

Las discusiones del grupo se han centrado en qué se puede hacer para desbloquear el valor de los activos congelados de los rusos en beneficio del pueblo ucraniano, dijo el subsecretario del Tesoro de Estados Unidos, Wally Adeyemo.

«Hablaron sobre una serie de opciones que nos permitirán asegurarnos de que Ucrania tenga acceso al dinero que necesita no sólo para invertir en la economía sino también en defensa», dijo Adeyemo a la VOA. «Y mi expectativa es que cuando lleguemos a la reunión de líderes, éstos respaldarán algunas de esas opciones».

El impulso se debe en parte a la situación en el campo de batalla, donde las fuerzas de Moscú han hecho avances estratégicos al norte y el noreste de Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania. Rusia también ha intensificado los ataques a lo largo del frente oriental.

La renuencia de los contribuyentes estadounidenses a financiar la guerra es otro factor determinante. Aunque en abril el Congreso de Estados Unidos acordó un paquete de ayuda de 61.000 millones de dólares para Ucrania, la oposición republicana había estancado su aprobación.

En su reunión del viernes con Volodymyr Zelenskyy en París, al margen de las celebraciones del Día D en Francia, Biden se disculpó con el presidente ucraniano por “esas semanas sin saber qué iba a pasar, en términos de financiación”, culpando a “miembros muy conservadores quienes lo estaban reteniendo”. Así, prometió seguir apoyando los esfuerzos bélicos de Kiev.

Pero mientras otros países del G7 enfrentan la misma fatiga entre sus electores por la financiación de la guerra, Biden comenzó a trabajar con aliados y socios para hacer que Rusia pague en lugar de cargar a los contribuyentes, de una manera que mantenga la unidad sin cruzar las líneas rojas de ningún país, dijo la fuente.

Si bien existe un acuerdo general para darle a Ucrania lo antes y tanto como sea posible, existen implicaciones legales y regulatorias desafiantes para otorgar préstamos basados en los rendimientos anticipados de los activos congelados, dijo Kristine Berzina, directora gerente de Geostrategia en el grupo de expertos sobre fondos alemanes.

“¿Cómo se pueden prestar contra las ganancias previstas de los activos, cómo encaja eso en el régimen de sanciones existente y durante cuánto tiempo estarán realmente congelados esos activos?” señaló a la VOA como las cuestiones clave en juego. «¿Cómo se puede garantizar que los europeos no cambien las sanciones que congelan estos activos antes de que se proporcionen los 50.000 millones?»

Moscú ha amenazado con represalias. En mayo, el presidente Vladimir Putin firmó un decreto por el que Rusia identificará propiedades estadounidenses, incluidos valores, que podrían usarse como compensación por las pérdidas sufridas como resultado de cualquier incautación de activos rusos congelados en territorio estadounidense.

Si bien algunos países occidentales pueden estar preocupados por la amenaza, a otros les preocupa el precedente del uso de activos congelados según el derecho internacional.

Biden buscará disipar esos temores cuando se reúna con los líderes del G7 la próxima semana. Se enfrenta a muchos desafíos, incluido lo que sucederá en el Parlamento Europeo este fin de semana: allí cientos de millones de votantes de 27 países podrían ayudar a decidir sobre la lucha del continente entre la unidad y el nacionalismo, así como determinar el destino del apoyo europeo a Ucrania.

[La periodista de de VOA, Oksana Bedratenko, contribuyó a este informe]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí