23.8 C
Miami
jueves, abril 18, 2024
InicioLatinoaméricaCaravana de migrantes atraviesa México entre dificultades y pocas expectativas por reunión...

Caravana de migrantes atraviesa México entre dificultades y pocas expectativas por reunión entre EEUU y México

Relacionados

Congreso de EEUU votará paquetes de ayuda para Israel y Ucrania

Source link El presidente de la Cámara Baja, Mike...

Corte de La Haya convoca a audiencias en el caso de México contra Ecuador

Source link CIUDAD DE MÉXICO —  La Corte Internacional de...

Nueva York busca evitar comercio ambulante sin permisos

Source link Mostrar más Mostrar menos Migrantes que buscan ganarse la...

Ecuador repatria a 13 presos colombianos

Source link QUITO —  Unos 13 detenidos de nacionalidad colombiana...

Source link

Bajo un sol abrasador, miles de migrantes en caravana continuaban avanzando penosamente por el sur de México. Algunos aseguraban que no esperan nada de la reunión que esta semana sostendrán funcionarios estadounidenses y mexicanos para abordar el aumento de migrantes en la frontera entre ambos países.

Los migrantes pasaron por el principal punto de inspección de inmigración del interior de México en las afueras de la ciudad de Huixtla, en el estado sureño de Chiapas. Los oficiales de la Guardia Nacional no hicieron ningún intento de detener a los aproximadamente 6.000 miembros de la caravana.

Los migrantes intentaban llegar al siguiente pueblo, Villa Comaltitlán, a unos 17 kilómetros (11 millas) al noroeste de Huixtla. En el pasado, México ha dejado pasar a los migrantes, confiando en que se cansarían caminando por la carretera. Ninguna caravana de migrantes ha recorrido jamás los 1.600 kilómetros (1.000 millas) hasta la frontera con Estados Unidos.

Se espera que funcionarios estadounidenses presionen a México para que detenga a más migrantes en una reunión programada para el miércoles.

El encuentro “será entre tontos y tontos, que quieren utilizar a mujeres y niños como piezas de intercambio”, dijo el activista migrante Luis García Villagrán, uno de los organizadores de la caravana. «No intercambiamos piezas por ningún político».

“Lo que México quiere es el dinero, el dinero para detener y deportar a los migrantes”, dijo Villagrán.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, confirmó la semana pasada que funcionarios estadounidenses quieren que México haga más para bloquear a los migrantes en su frontera sur con Guatemala, o que haga más difícil moverse a través de México en tren, camiones o autobuses, una política conocida como “contención”. .”

Pero el presidente dijo que a cambio quiere que Estados Unidos envíe más ayuda para el desarrollo a los países de origen de los migrantes y reduzca o elimine las sanciones contra Cuba y Venezuela, señalando que «eso es lo que vamos a discutir, no se trata solo de contención.»

Algunos en la caravana, como Norbey Díaz Ríos, un migrante de Colombia, dijo que regresar no era una opción. Díaz Ríos, de 46 años, aseguró que abandonó su casa debido a amenazas de bandas criminales y planea pedir asilo en Estados Unidos.

“Sabes que caminas con un propósito, con una meta en mente, pero no estás seguro si lo vas a lograr, o qué obstáculos encontrarás en el camino”, dijo Díaz Ríos. “No puedo regresar a Colombia”.

«Deberían darme la oportunidad de permanecer en un país donde pueda conseguir documentos, trabajar y mantener a mi familia», añadió.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y la asesora de seguridad nacional de la Casa Blanca, Liz Sherwood-Randall, viajaron a Ciudad de México para las conversaciones.

Este mes, hasta 10.000 inmigrantes fueron arrestados diariamente en la frontera suroeste de Estados Unidos.

El gobierno mexicano se sintió presionado para abordar ese problema, después de que funcionarios estadounidenses cerraran brevemente dos cruces fronterizos ferroviarios vitales en Texas, alegando que estaban abrumados por el procesamiento de migrantes.

Eso obstaculizó el transporte de mercancías que se trasladaba de México a Estados Unidos, así como el grano necesario para alimentar al ganado mexicano que se desplazaba hacia el sur. Desde entonces se han reabierto los cruces ferroviarios, pero el mensaje parecía claro.

La caravana partió en Nochebuena desde la ciudad de Tapachula, cerca de la frontera con Guatemala, y los migrantes pasaron la noche de Navidad durmiendo sobre trozos de cartón o plástico tendidos bajo toldos, en tiendas de campaña o en el suelo.

Entre los migrantes había adultos solteros pero también familias enteras, todos ansiosos por llegar a la frontera con Estados Unidos, enojados y frustrados por tener que esperar semanas o meses en la cercana ciudad de Tapachula para obtener documentos que les permitieran continuar su viaje.

México dice que detectó 680.000 migrantes moviéndose por el país en los primeros 11 meses de 2023.

En mayo, México acordó recibir a inmigrantes de países como Venezuela, Nicaragua y Cuba que habían sido rechazados por Estados Unidos por no seguir reglas que proporcionaban nuevas vías legales para el asilo y otras formas de migración.

Pero ese acuerdo, destinado a frenar el aumento de la migración pospandemia, parece ser insuficiente ya que las cifras aumentan una vez más, perturbando el comercio bilateral y avivando el sentimiento antiinmigrante.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí