27.9 C
Miami
viernes, mayo 17, 2024
InicioLatinoaméricaCiudad de Brasil se queda sin agua tras fuertes inundaciones

Ciudad de Brasil se queda sin agua tras fuertes inundaciones

Relacionados

Caos en comité de cámara baja, legisladoras intercambian insultos

Source link Una audiencia en la Cámara de Representantes...

EEUU y Argentina firman acuerdo para profundizar relación bilateral

Source link WASHINGTON —  Los gobiernos de Estados Unidos y...

Vehículos modificados compiten en Miami para convertirse en juguetes

Source link En Miami comenzó una competencia mundial de...

Source link

Un alcalde en el sur de Brasil pidió el martes a los residentes racionar el agua en una capital estatal donde un 80 % de la población no tiene agua potable, tras inundaciones masivas que dejaron al menos 90 muertos y más de 130 desaparecidos.

Continuaban los esfuerzos para rescatar a las personas varadas por las inundaciones en el estado sureño de Rio Grande do Sul, mientras se pronosticaban más lluvias en la región hasta la próxima semana. La capital, Porto Alegre, ha quedado prácticamente aislada, con el aeropuerto y la estación de autobuses cerrados y las carreteras principales bloqueadas debido a las inundaciones.

Cinco de las seis instalaciones de tratamiento de agua de la ciudad no están funcionando y el alcalde de Porto Alegre, Sebastião Melo, ordenó que el agua se utilice exclusivamente para “consumo esencial”. Los negocios también han tenido escasez de agua.

“Estamos viviendo un desastre natural sin precedentes y todos debemos ayudar”, dijo Melo a los periodistas. “La escasez es real y pasará algún tiempo hasta que vuelva a la normalidad”.

“Estoy llevando camiones cisterna a los campos de fútbol y la gente tendrá que ir allí a buscar agua embotellada. No puedo llevárselas casa por casa”, añadió el alcalde.

La necesidad más urgente es agua potable, pero también escasean alimentos y productos de higiene personal. Otros estados están movilizando camiones con donaciones con destino a Rio Grande do Sul.

Los residentes de Rio Grande do Sul que pueden, se van por temor a la escasez y la propagación de enfermedades. Sin embargo, a muchos les resulta difícil salir de Porto Alegre, ya que las principales vías de acceso están inundadas. El aeropuerto de la ciudad y la principal terminal de autobuses están anegados y cerrados en el futuro previsible.

Las lluvias han cesado por ahora, pero un frente frío que se avecina traerá lluvias más intensas a partir del martes por la noche, principalmente en la parte sur del estado, según el Instituto Meteorológico Nacional. Las precipitaciones podrían superar los 150 milímetros (5,9 pulgadas) a primera hora del miércoles.

Anoche el gobernador de Rio Grande do Sul, Eduardo Leite, emitió una alerta para varias ciudades cercanas a la enorme laguna de Patos.

“El nivel del agua subirá y les afectará”, dijo en un video difundido en redes sociales. “Por favor, crean en las alertas y ayúdennos a salvar vidas. Reduzcamos el daño para que podamos estar juntos para reconstruir”.

Una mujer carga a un perro mientras camina por una calle inundada después de fuertes lluvias en Porto Alegre, estado de Rio Grande do Sul, Brasil, el lunes 6 de mayo de 2024.

Los daños causados por las lluvias ya han obligado a más de 150.000 personas a abandonar sus hogares. Otros 50.000 se han refugiado en escuelas, gimnasios y otros refugios temporales.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, visitó Rio Grande do Sul por segunda vez el domingo, acompañado por el ministro de Defensa, José Múcio, el ministro de Finanzas, Fernando Haddad, y la ministra de Medio Ambiente, Marina Silva, entre otros.

Durante la misa en el Vaticano el domingo, el papa Francisco dijo que estaba orando por la población del estado.

Una calle inundada tras fuertes lluvias en Porto Alegre, estado de Rio Grande do Sul, Brasil, el lunes 6 de mayo de 2024

Una calle inundada tras fuertes lluvias en Porto Alegre, estado de Rio Grande do Sul, Brasil, el lunes 6 de mayo de 2024

Los expertos en salud pública dicen que existe un riesgo creciente de enfermedades ya que gran parte de la región permanece bajo el agua, y advierten que los casos de dengue y leptospirosis en particular podrían aumentar drásticamente en unos días.

La seguridad es otra preocupación. La secretaría de seguridad pública de Rio Grande do Sul dijo en un comunicado que la policía reforzará las operaciones para evitar saqueos y robos. Varios voluntarios que trabajaban en operaciones de rescate fueron asaltados cuando intentaban ayudar en la región metropolitana de Porto Alegre.

También el lunes, tres clubes de fútbol de primer nivel del estado de Rio Grande do Sul cuyos estadios están inundados instaron a la federación de fútbol de Brasil a suspender sus partidos de la liga nacional durante los próximos 20 días debido a las inundaciones. La confederación brasileña de fútbol dijo que consideraría la solicitud.

Internacional, Gremio y Juventude, clubes radicados en el estadio de Rio Grande do Sul, tuvieron suspendidos sus partidos del fin de semana por la quinta jornada en la Liga de Brasil.

“La prioridad absoluta en este momento es brindar apoyo a las miles de personas que han sido afectadas”, dijo Internacional en un comunicado. “Solicitamos comprensión, solidaridad, empatía y apoyo en un momento tan delicado y extraordinario”, agregó.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí