32 C
Miami
viernes, mayo 24, 2024
InicioNoticiasCómo la campaña de desinformación de Rusia está calando en Estados Unidos

Cómo la campaña de desinformación de Rusia está calando en Estados Unidos

Relacionados

La sobreproducción de China que le preocupa a EEUU y ahora a Latinoamérica

Source link Estados Unidos y Europa buscan proteger su...

Rol de veteranos estadounidenses genera debate durante campaña electoral en EEUU

Source link Mostrar más Mostrar menos Casi 890.000 veteranos estadounidenses expuestos...

Trump tendrá lugar central en convención de Partido Libertario

Source link Los delegados del Partido Libertario se reunirán...

Trump realiza mitin en el barrio South Bronx para ganar votos en su ciudad natal

Source link NUEVA YORK —  El expresidente Donald Trump hizo...

Source link

Casi a diario, Scott Cullinane habla con miembros del Congreso de Estados Unidos sobre la guerra de Rusia en Ucrania. Como cabildero de la organización sin fines de lucro Razom, parte de su trabajo es convencerlos de la necesidad de Ucrania de un mayor apoyo estadounidense para sobrevivir.

Pero mientras los legisladores debatían un paquete de 95.000 millones de dólares que incluye alrededor de 60.000 millones de dólares en ayuda para Kiev, Cullinane notó un aumento en las narrativas que alegaban corrupción en Ucrania. Lo que le llamó la atención es que estos eran los mismos temas de conversación promovidos por el aparato de desinformación rusa.

Por eso, cuando el Washington Post publicó una investigación sobre una extensa y coordinada campaña rusa para influir en la opinión pública estadounidense para que negara la ayuda a Ucrania, Cullinane dice que no se sorprendió.

«Este problema se ha ido agravando y creciendo durante años», dijo a la Voz de América. «Creo que la mejor oportunidad de victoria para Rusia no está en el campo de batalla, sino a través de operaciones de información dirigidas a las capitales occidentales, incluida Washington».

La investigación del Post se basa en más de 100 documentos recopilados por un servicio de inteligencia europeo.

Los archivos expusieron una campaña vinculada al Kremlin en la que «estrategas políticos y trolls han escrito miles de artículos noticiosos, publicaciones en redes sociales y comentarios inventados que promueven el aislacionismo estadounidense, despiertan miedo sobre la seguridad fronteriza de EEUU e intentan amplificar las tensiones económicas y raciales en Estados Unidos», informó el diario estadounidense.

Redes sociales

Uno de los principales métodos para difundir este tipo de desinformación son las redes sociales, según Roman Osadchuk, investigador del Laboratorio de Investigación Forense Digital del Atlantic Council y experto en propaganda y campañas de influencia.

«El proceso comienza con una publicación rusa en un pequeño sitio web o cuenta de red social. Luego es recogida por un pequeño canal ruso de Telegram, que posteriormente es compartida por un canal más grande con más suscriptores», dijo Osadchuk.

A partir de ahí, alguien traducirá el contenido al inglés y lo compartirá, por ejemplo, en X.

«Así es como la desinformación rusa puede difundirse rápidamente dentro de la comunidad X de habla inglesa», dijo Osadchuk.

En un artículo publicado el 8 de marzo, el Washington Post citó a Microsoft y a la empresa de inteligencia de redes sociales Graphika que dijeron que algunos artículos creados dentro de esta operación podrían haber sido publicados por primera vez en sitios conocidos como doppelgangers, o dobles.

Osadchuk dijo a la VOA que se trata de réplicas engañosas de sitios web de medios legítimos. Incluyen artículos falsos y, a menudo, se eliminan para luego ser reemplazados por clones con direcciones web ligeramente diferentes.

«Nadie sabría de la existencia de estos sitios a menos que sean promocionados en las plataformas de redes sociales. Sin embargo, tan pronto como los detectan, las redes sociales los bloquean. Así que los rusos reemplazan rápidamente los sitios prohibidos con sus clones», dijo.

Efecto mundial

En entrevistas con medios estadounidenses, dos republicanos influyentes dijeron que creen que la propaganda ha influido en su base y en algunos de sus colegas.

«Es absolutamente cierto. Vemos, provenientes directamente de Rusia, intentos de enmascarar comunicaciones que son mensajes anti Ucrania y pro Rusia, algunos de los cuales incluso escuchamos en comentarios en la Cámara de Representantes», dijo el presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara, Mike Turner, en una entrevista con CNN.

En una entrevista con el sitio web de noticias estadounidense Puck, Michael McCaul, jefe de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, dijo: «Desafortunadamente, la propaganda rusa ha llegado a Estados Unidos y ha infectado a una buena parte de la base de mi partido».

Serhiy Kudelia, politólogo de la Universidad de Baylor, dice que los mensajes del Kremlin son eficaces porque juegan con los miedos existentes.

Dice que la desinformación busca reforzar creencias ya mantenidas, como el despilfarro de la ayuda a Ucrania, o alimenta la ira existente y energiza la oposición al envío de asistencia.

«Cuando se produce tal alineación, es más fácil impulsar la desinformación y las noticias inventadas que serían aceptadas como creíbles por un gran número de personas, incluidos miembros del Congreso, ya que refuerzan sus creencias previas», dijo Kudelia.

«Una vez que las historias inventadas entran en los principales debates públicos, se vuelve casi imposible desacreditarlas o separar la verdad de las mentiras», dijo.

La campaña de desinformación es similar a las que se ven en Europa. Ambos buscan disminuir el apoyo a Ucrania, socavar la confianza pública en sus instituciones y polarizar a la sociedad, dice Jakub Kalensky, analista senior del Centro Europeo de Excelencia para Contrarrestar las Amenazas Híbridas, con sede en Helsinki.

Kalensky, subdirector de equipo del Centro Influencia Híbrida, cree que las actividades de desinformación del Kremlin tienen un efecto significativo en la política en todo el mundo.

«Por eso Rusia emplea a miles de personas para esta actividad. Por eso gastan miles de millones cada año, porque ven que funciona», afirmó.

Pero Olga Belogolova, directora de la Iniciativa de Tecnologías Emergentes de la Universidad Johns Hopkins, dice que es difícil saber cuán efectivos son estos esfuerzos de propaganda.

«Las operaciones de influencia rusa no siempre están necesariamente diseñadas para hacer que la gente crea en algo en particular, sino para que no crean en nada en absoluto», dijo a la VOA. Belogolova añadió que afirmar que los esfuerzos lograron influir en la opinión pública «no sólo es irresponsable, sino también peligroso».

Contramedidas necesarias

El mes pasado, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones a dos personas y dos empresas que, según afirma, están conectadas con una «campaña de influencia maligna extranjera». Entre ellos se incluyen la Agencia de Diseño Social con sede en Moscú, su fundador Ilya Gambashidze, el Grupo Structura LLC con sede en Rusia y su director ejecutivo Nikolai Tupikin.

Se cree que la Agencia de Diseño Social y Gambashidze están involucrados en la campaña descrita en el artículo del Post del 8 de abril.

Kalensky asesora a los gobiernos sobre cómo combatir la desinformación y dice que su éxito requiere contramedidas.

Estas incluyen fortalecer la detección y documentación de las campañas de desinformación rusas, aumentar la conciencia y la resiliencia del público ante los esfuerzos de propaganda y evitar que el agresor explote las debilidades de las redes sociales y las sociedades.

«Por último, debemos imponer costos más elevados a los agresores de la información. Hasta ahora casi no han encontrado oposición en sus agresiones», afirmó Kalensky.

Para Cullinane, la campaña de desinformación rusa dificulta su trabajo. Dice que el debate sobre el papel que Estados Unidos debería desempeñar en el mundo parece estar cambiando e invocando el aislacionismo anterior a la Segunda Guerra Mundial.

Pero él sigue decidido. Parte de su trabajo es encontrar lo que más resuena en cada legislador.

«Algunas oficinas se centran mucho en la situación de los derechos humanos en Ucrania. Muchos miembros están muy conmovidos por la difícil situación de las comunidades religiosas en los territorios ocupados de Ucrania y la persecución que enfrentan del ejército ruso», dijo Cullinane. «Otras oficinas están muy intrigadas por la reforma militar y la innovación militar provocada por una guerra activa en Ucrania».

El proyecto de ley de gasto en seguridad nacional está actualmente pendiente de aprobación en la Cámara.

[Esta historia se originó en el Servicio de Ucrania de la VOA]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí