27.2 C
Miami
sábado, mayo 18, 2024
InicioNoticiasCon nuevas multas por desacato pero sin testigos estrella, el juicio a...

Con nuevas multas por desacato pero sin testigos estrella, el juicio a Trump sigue su curso en Nueva York

Relacionados

Caos en comité de cámara baja, legisladoras intercambian insultos

Source link Una audiencia en la Cámara de Representantes...

EEUU y Argentina firman acuerdo para profundizar relación bilateral

Source link WASHINGTON —  Los gobiernos de Estados Unidos y...

Vehículos modificados compiten en Miami para convertirse en juguetes

Source link En Miami comenzó una competencia mundial de...

Source link

El juez del juicio penal del expresidente Donald Trump en Nueva York, Juan Merchan, lo declaró este lunes nuevamente culpable de desacato al tribunal por violar una orden de silencio que le prohibía atacar a posibles testigos del caso, en una jornada en la que aún no hicieron acto de presencia los dos testigos estrella de la fiscalía.

Merchan, juez de la Corte Suprema de Nueva York, advirtió severamente a Trump que podría ser encarcelado si continúa haciendo caso omiso de la orden.

Agregó que “lo último” que quería hacer era arrestar a Trump, pero que lo haría si fuera necesario, y agregó: “usted es el expresidente de Estados Unidos y es posible que también el próximo presidente”.

Merchan multó a Trump con otros 1.000 dólares por violar la orden de silencio, además de los 9.000 dólares que le impuso la semana pasada por otras nueve violaciones de la orden de silencio, aunque la semana pasada reconoció que la sanción era una miseria para un multimillonario como Trump.

El juez advirtió que su violación de la orden de silencio es un “ataque directo al Estado de derecho”. No puedo permitir que esto continúe», dijo.

La campaña presidencial de Trump para 2024 comenzó a recaudar fondos a partir del último fallo por desacato a la orden de silencio. Fuera de la sala del tribunal, Trump dijo a los periodistas que Merchan le “había quitado” su “derecho constitucional a hablar”.

«Es un juicio falso», añadió, y dijo que los fiscales «no tienen ningún caso».

El juicio comenzó este lunes su tercera semana de testimonios. A Trump se le acusa de falsificar registros comerciales en su Organización Trump para ocultar un pago de 130.000 dólares a la estrella porno Stormy Daniels para silenciarla antes de las elecciones de 2016 y callarla sobre su afirmación de una cita de una noche con Trump una década antes.

Cohen y Stormy Daniels, testigos clave

Los jurados han escuchado muchos testimonios sobre Michael Cohen, ex hombre de confianza de Trump, y Daniels durante las últimas dos semanas, pero los fiscales no han indicado cuándo podrían ser llamados a declarar como testigos.

Hoy el turno correspondió a Jeffrey McConney, antiguo contable de la Organización Trump, quien testificó por tres horas sobre cómo Cohen envió facturas a la empresa para que le reembolsaran los 130.000 dólares que pagó a Daniels.

McConney dijo que a principios de 2017, los fondos se retiraron de la cuenta de la Organización Trump pero luego de la cuenta bancaria personal de Trump.

Otra testigo, Deborah Tarasoff, supervisora de cuentas por pagar de la Organización Trump, describió el envío de cheques a Trump en la Casa Blanca para que los firmara, quien luego los devolvió con su firma en rotulador negro. A los jurados se les mostraron copias de los cheques.

En total, Cohen recibió 420.000 dólares, incluidos 130.000 dólares para reembolsarle el dinero que había retirado de su línea de crédito sobre el valor líquido de su vivienda para pagarle a Daniels, y aún más por una bonificación y lo suficiente para cubrir su obligación tributaria por los pagos que le hizo.

Trump ha afirmado que los pagos a Cohen en 2017 fueron por su trabajo legal bajo un contrato con la Organización Trump. Pero los fiscales han dicho que no existía tal anticipo para el trabajo legal, y McConney dijo que nunca vio tal documento.

En cambio, McConney dijo que autorizó los pagos a Cohen sin saber exactamente para qué eran, pero siguiendo las instrucciones de Allen Weisselberg, ex director financiero de la Organización Trump, y Eric Trump, el segundo hijo del expresidente.

A los miembros del jurado se les mostró un correo electrónico de Weisselberg diciendo que estaba bien pagarle a Cohen “según el acuerdo con Don y Eric”, refiriéndose al entonces presidente y su hijo.

Weisselberg cumple actualmente una condena de cinco meses de prisión por perjurio en el reciente caso de fraude comercial civil de Trump, mientras Eric se sentó cerca de su padre en la sala del tribunal el día 12 del juicio.

“¿Le dijeron que hicieras algo y lo hizo?” preguntó el fiscal Matthew Colangelo a McConney. “Sí”, respondió este.

Trump ha negado los cargos en su contra, pero si es declarado culpable podría ser puesto en libertad condicional o sentenciado hasta cuatro años de prisión.

Es el presunto candidato presidencial republicano de 2024 en las elecciones del 5 de noviembre, que nuevamente se enfrentará al presidente Joe Biden, el demócrata que lo derrotó en 2020.

Los pagos de reembolso a Cohen y el hecho de que fueron registrados como honorarios legales son fundamentales para el caso penal contra Trump.

Los fiscales alegan que el pago de dinero a Daniels para mantener su silencio tenía como objetivo influir en el resultado de las elecciones de 2016, en las que Trump ganó por estrecho margen a la demócrata Hillary Clinton.

La defensa de Trump ha sugerido que el pago del dinero para mantener su silencio fue un esfuerzo de Trump como “hombre de familia” para evitar que su esposa Melania se enterara de su encuentro con Daniels.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí