27.2 C
Miami
sábado, mayo 18, 2024
InicioNoticiasCorte Suprema escuchará las reclamaciones de inmunidad presidencial de Trump

Corte Suprema escuchará las reclamaciones de inmunidad presidencial de Trump

Relacionados

Caos en comité de cámara baja, legisladoras intercambian insultos

Source link Una audiencia en la Cámara de Representantes...

EEUU y Argentina firman acuerdo para profundizar relación bilateral

Source link WASHINGTON —  Los gobiernos de Estados Unidos y...

Vehículos modificados compiten en Miami para convertirse en juguetes

Source link En Miami comenzó una competencia mundial de...

Source link

En un caso sin precedentes en la historia de Estados Unidos, los abogados que representan al expresidente Donald Trump intentarán el jueves persuadir a la Corte Suprema de que su cliente es inmune a un proceso penal por actos que presuntamente realizó mientras ocupaba el cargo más alto del país.

El caso federal tiene mucho en juego. Trump es el presunto candidato republicano para las elecciones presidenciales de 2024. Está presionando para reclamar inmunidad por cargos de que, como presidente, conspiró criminalmente para anular los resultados de las elecciones de 2020, que perdió ante el presidente Joe Biden.

Ese caso está actualmente en suspenso a la espera de una decisión del tribunal superior sobre el reclamo de inmunidad de Trump. Una decisión rápida podría permitir que el juicio se lleve a cabo antes de las elecciones de noviembre, mientras que un retraso podría impedir que se lleve a cabo. Si Trump gana en noviembre y la resolución del caso aún está pendiente cuando asuma el cargo en enero, es posible que pueda ordenar al Departamento de Justicia que retire los cargos.

Cargos del fiscal especial

El caso ante la Corte Suprema surge de los cargos presentados el año pasado por el fiscal especial Jack Smith, quien fue designado por el Departamento de Justicia. Una parte del mandato de Smith era realizar una investigación independiente sobre las acciones del expresidente entre las elecciones de noviembre de 2020 y el asalto al Capitolio de Estados Unidos del 6 de enero de 2021, en el que partidarios de Trump intentaron interrumpir la certificación oficial de la victoria electoral de Biden.

En una acusación formal de cuatro cargos revelada en agosto de 2023, Smith acusó a Trump de conspirar para defraudar a Estados Unidos, conspirar e intentar obstruir un procedimiento oficial del gobierno e intentar presionar criminalmente a funcionarios públicos para que lo ayudaran a anular los resultados de las elecciones presidenciales.

Entre otras cosas, la acusación cita los esfuerzos de Trump y sus asesores para presentar resultados electorales estatales falsos a los miembros del Congreso y presionar a los funcionarios electorales estatales para que falsifiquen los registros. También menciona que Trump alentó a sus seguidores a descender al Capitolio el 6 de enero.

El caso se está tramitando en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito de Columbia, pero se ha retrasado repetidamente por los esfuerzos de Trump por reclamar inmunidad. El expresidente ha apelado a tribunales superiores al tribunal de primera instancia para que se pronuncien sobre el reclamo de inmunidad, afirmando que una decisión a su favor haría innecesario el procedimiento del tribunal inferior.

Trump ha afirmado periódicamente que la inmunidad presidencial ante el procesamiento se extiende a los actos delictivos cometidos mientras esté en el cargo. Ha utilizado Truth Social, la red social de su propiedad, para impulsar la idea, escribiendo en su característico estilo en mayúsculas: «SIN INMUNIDAD PRESIDENCIAL, SERÍA IMPOSIBLE QUE UN PRESIDENTE FUNCIONE CORRECTAMENTE, PONIENDO A LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA EN ¡GRAN Y ETERNO PELIGRO!»

En sus argumentos ante el tribunal de apelaciones, los abogados de Trump ilustraron la amplitud de las afirmaciones del expresidente, afirmando que incluso si, como presidente, ordenara al ejército estadounidense asesinar a uno de sus rivales políticos, no sería penalmente responsable a menos que primero acusado por la Cámara de Representantes y condenado por el Senado.

En febrero, un panel unánime de jueces de la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia rechazó el argumento del ex presidente de que tiene «inmunidad absoluta» de ser procesado por actos realizados mientras estaba en el cargo.

«La inmunidad presidencial contra una acusación federal significaría que, en lo que respecta al presidente, el Congreso no podría legislar, el ejecutivo no podría procesar y el poder judicial no podría revisar», dictaminaron los jueces. «No podemos aceptar que la presidencia coloque a sus antiguos ocupantes por encima de la ley para siempre».

Trump apeló el caso ante la Corte Suprema, que anunció a finales de febrero que aceptaría el caso, pero rechazó las solicitudes de la fiscalía para programar un alegato oral acelerado. Se desconoce cuánto tiempo tardará el tribunal en dictar sentencia tras la sesión del jueves; Si bien es posible que se produzca un cambio rápido, el tribunal suele tardar varios meses en elaborar sus opiniones.

El retraso causa preocupación

La decisión de la Corte Suprema de aceptar el caso y su negativa a programar un alegato oral inmediato han sido objeto de muchas críticas, dada la naturaleza unánime del fallo del tribunal de apelaciones y los beneficios potenciales para Trump de demoras prolongadas.

La excongresista republicana Liz Cheney, que formó parte de un panel de la Cámara de Representantes que investigó la participación de Trump en el ataque al Capitolio el 6 de enero, utilizó el lunes en una columna de opinión en el New York Times para suplicar a los jueces una rápida resolución del caso.

«Si la demora impide que este caso de Trump sea juzgado este año, es posible que el público nunca escuche evidencia crítica e histórica desarrollada ante el gran jurado, y nuestro sistema puede que nunca responsabilice al hombre más responsable del 6 de enero», escribió Cheney.

Sin embargo, algunos expertos dijeron que si bien los argumentos legales del ex presidente pueden ser débiles, el tribunal todavía tiene interés en abordar la cuestión de la inmunidad presidencial con deliberación.

«Muchos aspectos del caso son bastante fáciles», dijo a la VOA Ilya Somin, profesor de derecho en la Universidad George Mason. «Debería ser fácil rechazar la idea de que el presidente tiene inmunidad prácticamente total».

«Es probable que aceptaran el caso porque querían aclarar con mayor precisión cuáles son los límites de la inmunidad», dijo Somin. «Es razonable pensar que si va a haber un fallo sobre la inmunidad presidencial que siente un precedente, ese precedente debería provenir de la Corte Suprema».

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí