27.2 C
Miami
viernes, abril 12, 2024
InicioDeportesDescubren cómo 'reverdecer' los desiertos para capturar CO2 del aire

Descubren cómo ‘reverdecer’ los desiertos para capturar CO2 del aire

Relacionados

Source link

Act. a las 08:05

CEST


Un grupo de científicos desvela qué tipo de plantas pueden cumplir este cometido en terrenos áridos

La necesidad de reducir los niveles de CO2 en la atmósfera hace que cualquier espacio verde sea un preciado tesoro que debe preservarse, pues toda superficie vegetal captura y almacena el exceso de carbono emitido por la humanidad. Ahora, un grupo de científicos ha planteado la posibilidad de que incluso los desiertos puedan convertirse en espacios aptos para capturar CO2 utilizando para ello las plantas adecuadas.

Los autores sostienen, en un artículo publicado en la revista Trends in Plant Science, que es posible transformar los ecosistemas áridos en sistemas eficientes de captura de carbono gestionando mejor el suelo. Con una mayor eficiencia fotosintética y una mayor biomasa de raíces mediante una combinación adecuada de plantas, microbios del suelo y tipo de terreno es posible facilitar un proceso biogeoquímico natural llamado vía oxalato-carbonato con el que crear sumideros de carbono subterráneos.

«Reverdecer los desiertos mediante la restauración de las funciones de los ecosistemas, incluido el secuestro de CO2, debería ser una prioridad», escribe el equipo de investigación, dirigido por el autor principal y científico vegetal Heribert Hirt de la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdullah (Arabia Saudí). «La ventaja de recuperar regiones áridas para el reverdecimiento y el secuestro de carbono es que no compiten con tierras utilizadas en la agricultura y la producción de alimentos», añade.

Es posible reverdecer las zonas áridas con determinados tipos de plantas

| SINC

Plantas adaptadas a la aridez

El método propuesto aprovecha las plantas adaptadas a las zonas áridas que producen oxalatos, iones que contienen carbono y oxígeno. Algunos microbios del suelo utilizan oxalatos como única fuente de carbono y, al hacerlo, excretan moléculas de carbonato al suelo. El carbonato generalmente se descompone rápidamente, pero si estos sistemas de plantas y microbios se cultivan en suelos alcalinos y ricos en calcio, el carbonato reacciona con el calcio para formar depósitos estables de carbonato de calcio.

Los árboles se consideran un sistema ideal para la captura de carbono, pero la reforestación compite directamente con la agricultura por las tierras cultivables. En cambio, las tierras áridas, que constituyen aproximadamente un tercio de la superficie terrestre, no son aprovechadas para la agricultura.

Actualmente, los ecosistemas áridos albergan muy poca vida vegetal, siendo la falta de agua el mayor factor limitante. Sin embargo, algunas plantas se han adaptado a la vida árida desarrollando diferentes mecanismos para hacer frente a la falta de agua y las temperaturas extremas.

Algunas plantas adaptadas a las zonas áridas tienen sistemas de raíces especiales para penetrar profundamente en el suelo y aprovechar fuentes de agua ocultas, mientras que otras utilizan diferentes formas de fotosíntesis que les permiten minimizar la pérdida de agua durante las horas más calurosas del día.

Los Monegros, zona árida

| fotocommunity

Otras, las llamadas plantas oxalógenas, producen grandes cantidades de oxalatos que pueden convertir en agua durante épocas de sequía. Parte del carbono de estos oxalatos se deposita bajo tierra en forma de depósitos de carbono cuando se cultivan plantas oxalógenas en determinadas condiciones, y es este mecanismo el que los autores quieren explotar para el secuestro de carbono.

Capturar una de cada 16 partes

«En general, en esta forma de secuestro de carbono, uno de cada dieciséis átomos de carbono fijados mediante la fotosíntesis podría quedar secuestrado en carbonatos«, escriben los autores.

Según los autores, amplificar este proceso biogeoquímico que ocurre naturalmente en tierras áridas podría convertir estos ecosistemas actualmente improductivos y degradados en sumideros de carbono con suelos y plantas más saludables. Sugieren comenzar implantando  “islas de fertilidad”, es decir, pequeñas zonas de hábitat reverdecido desde donde las plantas y los microbios puedan propagarse para formar una alfombra de vegetación.

Los autores estiman que este sistema podría dar como resultado aumentos significativos en el secuestro de carbono tanto de las plantas como del suelo en menos de diez años. Sin embargo, señalan que el éxito del método propuesto dependerá de la tasa de crecimiento de las plantas (que tiende a ser lenta en condiciones de escasez de agua) y “también dependerá de los medios financieros y políticos para aplicar esta tecnología en países áridos».

Estudio de referencia: https://www.cell.com/trends/plant-science/fulltext/S1360-1385(23)00271-6

………..

Contacto de la sección de Medio Ambiente: [email protected]

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí