27.2 C
Miami
jueves, abril 18, 2024
InicioNoticiasEstados Unidos aumenta de peso

Estados Unidos aumenta de peso

Relacionados

La Voz de América presenta Voto Dividido, su nuevo especial sobre elecciones en EEUU

Source link ¿Qué motiva a los estadounidenses en estas...

Asesinan a tiros al alcalde de una ciudad minera del sur de Ecuador

Source link QUITO —  El alcalde de una pequeña ciudad...

EEUU duda de la capacidad de China para invadir Taiwán en un futuro próximo

Source link WASHINGTON —  Un alto funcionario de inteligencia estadounidense...

Source link

Virginia Occidental (41 %), Luisiana (40,1 %) y Oklahoma (40 %) son los estados con las poblaciones más gordas del país, y tienen la mayor proporción de adultos con un índice de masa corporal (IMC) del 40 % o más, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

«Los últimos datos de los CDC parecen desalentadores», dice Jamie Bussel de la Fundación Robert Wood Johnson, una organización filantrópica dedicada a la salud.

“Veintidós estados tenían una tasa de obesidad en adultos igual o superior al 35 %. Y eso fue más que en 19 estados el año anterior. Y cuando miramos hacia atrás hace una década, ningún estado tenía una tasa de obesidad en adultos igual o superior al 35 %. Entonces sí, claramente, cuando miras los números, no van en la dirección correcta”.

Además de Virginia Occidental, Luisiana y Oklahoma, los 22 estados con una tasa de obesidad del 35 % o superior son Alabama, Arkansas, Delaware, Georgia, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Misisipi, Misuri, Nebraska, Dakota del Norte, Ohio, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Virginia y Wisconsin.

La mayor prevalencia de obesidad se puede encontrar en el medio oeste y el sur del país, seguidos por el noreste y el oeste. Las tasas de obesidad tendieron a ser más altas entre los negros, los hispanos, los nativos americanos y los nativos de Alaska.

Todos los estados de EEUU tenían una tasa de obesidad de al menos el 20 %. Los CDC consideran que el apoyo adicional para la prevención y el tratamiento de la obesidad es “una prioridad urgente”.

«La obesidad es una enfermedad causada por muchos factores, incluidos los patrones de alimentación, los niveles de actividad física, las rutinas de sueño, la genética y ciertos medicamentos», dijo Karen Hacker, directora del Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud de los CDC, en un comunicado de prensa.

“Esto significa que no existe un enfoque único que sirva para todos. Sin embargo, sabemos que las estrategias clave que funcionan incluyen abordar los determinantes sociales subyacentes de la salud, como el acceso a la atención médica, alimentos saludables y asequibles y lugares seguros para la actividad física”.

Bussel dice que se necesitan programas federales de alimentos más sólidos para ayudar a las familias que viven en la pobreza.

“En febrero de 2023, el USDA [el Departamento de Agricultura de Estados Unidos] propuso actualizaciones de las comidas escolares para alinearlas con una dieta que estuviera [en línea con] las últimas pautas dietéticas, y algunos de esos cambios incluyen límites al azúcar agregado, reducciones en los niveles de sodio, etc.”, dijo Bussel.

«Creemos que ese tipo de cambios son realmente importantes, los que podrían mejorar la salud y la calidad de la dieta de los estudiantes», agregó.

También ha habido cambios en el Women, Infants, and Children (WIC), un programa de nutrición suplementaria financiado con fondos federales para mujeres, bebés y niños, destinado a llenar vacíos nutricionales clave.

“Hace un año, en noviembre, el USDA propuso actualizaciones al paquete de alimentos de WIC que tendrán como objetivo ayudar a las familias a comprar alimentos más nutritivos”, dijo Bussel.

“Una vez más, estas son políticas a nivel federal que creemos que son realmente importantes para ayudar a garantizar que todos los niños y las familias puedan prosperar y estar saludables y acceder a alimentos buenos y de alta calidad”, afirmó.

Sheldon Jacobson, profesor de informática en la Universidad de Illinois, ha estudiado la obesidad y dice que el gobierno debería invertir más en transporte público para que la gente se mueva.

“Somos una sociedad muy centrada en el automóvil. Construimos nuestras comunidades centradas en los suburbios”, aseveró. «Nos centramos en conducir en lugar de andar en bicicleta o caminar o incluso en transporte público y, como resultado, eso básicamente contribuye al hecho de que esta inactividad está obligando a las personas a ganar peso, nos guste o no, porque hacemos menos», resaltó.

Los estados y territorios estadounidenses con las tasas más bajas de obesidad son el Distrito de Columbia (24,3 %), Colorado (25 %), Hawaii (25,9 %) y Vermont (26,8 %).

[Este artículo fue publicado originalmente en ‘Todo sobre Estados Unidos’, una sección de la Voz de América que explora la cultura, la política, las tendencias, la historia, los ideales y los lugares de interés estadounidenses].

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí