24.3 C
Miami
martes, abril 23, 2024
InicioNoticiasEstudio estadounidense no encuentra evidencia de lesión cerebral por síndrome de La...

Estudio estadounidense no encuentra evidencia de lesión cerebral por síndrome de La Habana

Relacionados

Ventas de viviendas nuevas en EEUU repuntan en marzo

Source link WASHINGTON —  Las ventas de viviendas unifamiliares nuevas...

Corte suspende juicio contra banda ligada a organización criminal venezolana en Chile

Source link Santiago de Chile —  La Corte Suprema suspendió...

¿cuánto cuesta un almuerzo corriente en Caracas?

Source link CARACAS —  En la entrada del restaurante de...

Argentina reporta superávit fiscal en el primer trimestre de Milei

Source link Buenos Aires —  El recorte del gasto público...

Source link

Un equipo de investigación del gobierno de Estados Unidos no encontró evidencia significativa de lesión cerebral entre un grupo de empleados federales que reportaron síntomas del «síndrome de La Habana» que surgió en 2016, según estudios publicados en una revista médica el lunes.

Los investigadores de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) tampoco encontraron diferencias en la mayoría de las medidas clínicas entre un grupo de 86 empleados y sus familiares adultos que informaron incidentes de salud inusuales y un grupo equivalente de voluntarios sanos que tenían asignaciones de trabajo similares.

Los síntomas de la misteriosa dolencia, reportados por primera vez por funcionarios de la embajada estadounidense en La Habana, capital de Cuba, y que luego afligieron a diplomáticos, espías y otro personal en todo el mundo, incluyen escuchar ruidos y experimentar presión en la cabeza, seguidos de dolor de cabeza, migrañas, mareos y lapsos de memoria.

«Estos individuos tienen síntomas que son reales, angustiantes y muy difíciles de tratar», dijo el Dr. Leighton Chan, director científico interino del Centro Clínico de los NIH y autor principal del estudio, en una llamada para discutir los hallazgos publicados en JAMA.

Los participantes del estudio, incluido el personal que había estado destinado en Cuba, China, Viena y Estados Unidos, se sometieron a una serie de pruebas clínicas, auditivas, de equilibrio, visuales, neuropsicológicas y de sangre. También recibieron diferentes tipos de resonancias magnéticas destinadas a investigar el volumen, la estructura y la función del cerebro.

Los hallazgos, de dos estudios realizados entre 2018 y 2022, no coinciden con los resultados de un estudio diferente realizado en la Universidad de Pensilvania y publicado en JAMA en 2019, que mostró algunos cambios cerebrales sutiles en los afectados.

Chan dijo que los NIH utilizaron protocolos de imágenes por resonancia magnética más rigurosos y un grupo de control más parecido en términos de actividades laborales y ubicación. Dijo que los estudios no podían descartar la posibilidad de que un evento externo causara los síntomas del paciente.

Un editorial adjunto de JAMA del Dr. David Relman, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, señaló que estudios anteriores concluyeron que algunos de los casos podrían explicarse de manera plausible por la exposición a la energía de radiofrecuencia.

Sugirió la necesidad de sistemas de vigilancia diseñados para detectar rápidamente los casos tempranos del síndrome y los grupos de preocupación en múltiples agencias y departamentos del gobierno de EEUU.

Chan dijo que tal enfoque podría terminar causando más preocupación y angustia, afectando negativamente la salud de las personas.

Los investigadores de los NIH descubrieron que más de una cuarta parte de los pacientes que informaron síntomas desarrollaron una afección crónica llamada mareos postural-perceptivos persistentes. También informaron un aumento significativo de los síntomas de fatiga, estrés postraumático y depresión, en comparación con el grupo de control.

Los hallazgos del estudio de imágenes cerebrales por resonancia magnética «deberían tranquilizar a los pacientes», ya que los investigadores no encontraron un vínculo entre síntomas inusuales y cambios neurodegenerativos, dijo Louis French, investigador del estudio y subdirector del Centro Nacional de Excelencia Intrepid en Walter Reed. Centro Médico Militar Nacional.

«El estrés postraumático y los síntomas del estado de ánimo informados no son sorprendentes dadas las preocupaciones actuales de muchos de los participantes», dijo.

El año pasado, las agencias de inteligencia estadounidenses concluyeron que era «muy improbable» que un adversario extranjero fuera responsable de los casos del síndrome de La Habana.

Las agencias sugirieron en ese informe que los síntomas reportados por el personal estadounidense probablemente fueron el resultado de cosas como condiciones preexistentes, enfermedades convencionales y factores ambientales.

«No creo que haya nada en nuestro estudio que contradiga eso», afirmó Chan del NIH.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí