27.2 C
Miami
sábado, mayo 18, 2024
InicioNoticiasExeditor de tabloide profundiza sobre su relación con Trump en juicio en...

Exeditor de tabloide profundiza sobre su relación con Trump en juicio en Nueva York

Relacionados

Caos en comité de cámara baja, legisladoras intercambian insultos

Source link Una audiencia en la Cámara de Representantes...

EEUU y Argentina firman acuerdo para profundizar relación bilateral

Source link WASHINGTON —  Los gobiernos de Estados Unidos y...

Vehículos modificados compiten en Miami para convertirse en juguetes

Source link En Miami comenzó una competencia mundial de...

Source link

El exeditor sensacionalista David Pecker testificó este jueves en el juicio penal de Donald Trump en Nueva York que el entonces futuro presidente le dio la impresión de que conocía a una modelo de Playboy que estaba tratando de vender los derechos de su afirmación de una aventura amorosa de un mes con él.

En la conversación de 2016, Trump describió a Karen McDougal como “una buena chica”, testificó Pecker. Dijo que eso lo llevó a creer que Trump “sabía quién era ella” a pesar de que negó haber tenido relaciones sexuales con ella.

Trump se sentó solemnemente mientras Pecker describía la conversación. Finalmente, Pecker dijo que a instancias del abogado y mediador político de Trump, Michael Cohen, el tabloide de supermercados National Enquirer pagó a McDougal, conejita del año de Playboy en 1998, 150.000 dólares por los derechos de su historia.

Pecker calificó el pago a McDougal como “una compra muy, muy grande”, pero dijo que no tenía intención de publicar su relato de un romance con Trump, una práctica que el tabloide llamó “atrapar y matar”, que implica comprar los derechos exclusivos de información negativa sobre celebridades y luego negarse a publicar cualquier información sobre momentos vergonzosos de sus vidas.

Pecker, amigo de Trump durante décadas, dijo al jurado de 12 miembros que no «quería que esta historia (de McDougal) avergonzara al Sr. Trump o avergonzara o dañara» su candidatura a la presidencia en 2016.

Presunta conspiración

A principios de la semana, Pecker declaró que había acordado en una reunión de 2015 (una discusión que los fiscales llaman la sesión de “conspiración de la Torre Trump”) ayudar a su campaña presidencial publicando historias favorables sobre Trump mientras estaba atento a las mujeres que intentaban venderle historias sobre sus encuentros con Trump u otras historias negativas.

Si bien no hay nada ilegal en organizar pagos para mantener el silencio, fuera del alcance de los jurados, la fiscalía argumenta que el acuerdo de Pecker con Trump y Cohen fue parte de una conspiración para evitar que los votantes conocieran información vergonzosa sobre Trump.

Pagar por información despectiva y luego matarla no es una práctica normal en el periodismo estadounidense.

Pecker dijo que Cohen le había dicho que Trump le reembolsaría los 150.000 dólares pagados a McDougal, pero que nunca lo hizo.

A principios de semana, Pecker dijo que incluso antes de las discusiones sobre McDougal, ya había pagado 30.000 dólares a un portero de una propiedad de Trump en Nueva York para anular su historia, en última instancia falsa, de que Trump había engendrado un hijo fuera del matrimonio.

En el primer juicio penal de un expresidente de Estados Unidos, Trump es acusado de conspirar para ocultar pagos de dinero a Sajudin y a dos mujeres, McDougal y la actriz porno Stormy Daniels, para evitar que ambas hablaran públicamente sobre sus presuntos romances con él antes de las elecciones de 2016. Trump ha negado sus afirmaciones.

Trump, el presunto candidato presidencial republicano para 2024, enfrenta cuatro acusaciones sin precedentes que abarcan 88 cargos, los cuales ha negado. Pero el caso de Nueva York puede ser el único que va a juicio antes de las elecciones de noviembre, en las que se proyecta que se enfrente al presidente Joe Biden, el demócrata que lo derrotó en 2020.

Los pagos a McDougal y Daniels tuvieron lugar justo antes de las elecciones de noviembre de 2016, y poco después de que el Washington Post desenterró una vieja toma descartada del programa de celebridades “Access Hollywood”, en la que Trump se jacta de agarrar los genitales de las mujeres.

Pecker calificó la revelación televisiva como «muy vergonzosa, muy perjudicial» para la campaña.

Casi al mismo tiempo, Pecker dijo que Daniels estaba tratando de vender su historia de una supuesta relación con Trump por 200.000 dólares. Pero el editor del tabloide testificó que después de pagarle al portero y a McDougal, no estaba interesado.

«No soy un banco», dijo.

Pago por Cohen

Los fiscales dicen que Cohen finalmente pagó a Daniels 130.000 dólares de su propio dinero y luego Trump le reembolsó a través de libros de contabilidad falsificados alegando que el dinero era una compensación por el trabajo legal de Cohen. Las transacciones están en el centro de las acusaciones penales contra el 45º presidente de EEUU.

La saga sobre el pago a McDougal no fue la última palabra antes de las elecciones. El Wall Street Journal publicó un relato de su acuerdo de dinero para mantener su silencio cuatro días antes de la votación, lo que enfureció a Trump.

Pecker dijo que Trump lo llamó y estaba “muy molesto, diciendo cómo pudo suceder esto.

“Pensé que lo tenías bajo control, o tú o alguien de tu gente filtró la historia”. Pecker dijo que la llamada terminó sin que Trump se despidiera.

Aun así, el editor del tabloide dijo que Trump le agradeció en una reunión en la Trump Tower justo antes de su toma de posesión presidencial en enero de 2017 por comprar las historias que vendían el portero y McDougal.

Los fiscales dicen que esperan hacer más preguntas a Pecker durante varias horas más antes de que los abogados de Trump tengan la oportunidad de interrogarlo.

Mientras continúa el testimonio, el juez Juan Merchán todavía está considerando una demanda de los fiscales de que Trump sea declarado culpable de desacato al tribunal por violar la orden de silencio del juez que le prohíbe criticar a cualquiera de los testigos, fiscales, jurados o personal del tribunal, que según los fiscales Trump que lo ha hecho 15 veces.

Según la orden de silencio, Trump es libre de criticar a dos figuras clave en el caso -Merchan y el fiscal de Nueva York que presentó el caso, Alvin Bragg-, lo que Trump ha hecho con frecuencia.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales deYouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí