25.5 C
Miami
domingo, abril 14, 2024
InicioNoticiasFinanciación de ayuda humanitaria y extranjera paralizada en medio de agitación en...

Financiación de ayuda humanitaria y extranjera paralizada en medio de agitación en Cámara de Representantes

Relacionados

Muere niña en tiroteo contra reunión familiar en Chicago; hay 10 heridos

Source link CHICAGO, EEUU —  Una niña murió y 10...

Menos jóvenes estadounidenses quieren estudiar en China; ambos países tratan de arreglarlo

Source link Washington —  Stephen Garrett, un estudiante de posgrado...

Israel celebra su «éxito» ante ataque iraní. Biden busca respuesta diplomática

Source link TEL AVIV —  Israel celebró el domingo la...

Mueren a los 62 años los siameses más longevos del mundo

Source link READING, Pensilvania, EEUU —  Los siameses Lori y...

Source link

El Congreso de Estados Unidos está paralizado este miércoles, con su Cámara Baja inactiva por la destitución de su presidente y los legisladores enfrentan una fecha límite de seis semanas para aprobar proyectos de ley de gastos y evitar un cierre del gobierno.

La falta de una Cámara de Representantes que funcione y la perspectiva de perder más días para identificar y elegir a un candidato a presidente que pueda obtener suficiente apoyo, deja en el limbo varios proyectos de ley de gastos importantes, como los que prevén financiación militar extranjera, ayuda humanitaria internacional y esfuerzos para contrarrestar la influencia de China.

No se espera que los legisladores de la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, celebren más votaciones esta semana.

En cambio, demócratas y republicanos discutirán quién podría liderar la cámara estrechamente dividida durante un período que requerirá un acuerdo no sólo entre ellos, sino eventualmente con el Senado liderado por los demócratas antes de que se puedan promulgar los proyectos de ley de gastos.

La historia reciente sugiere que seleccionar al nuevo presidente de la Cámara Baja puede no ser un proceso rápido.

El presidente hasta el martes, Kevin McCarthy, necesitó 15 rondas de votación en enero para ganar el puesto. Tuvo que hacer varias concesiones a una facción más conservadora, como una regla según la cual un solo legislador podría solicitar una votación para destituirlo.

El congresista republicano Matt Gaetz presentó una moción de este tipo el lunes, expresando frustración con el liderazgo de McCarthy después de que este no logró aprobar la semana pasada un proyecto de ley de financiación del gobierno con prioridades de gasto conservadoras.

La escasa mayoría republicana en la Cámara significó que Gaetz solo necesitaba que un puñado de republicanos votaran junto con los demócratas para derrocar a McCarthy en la votación de 216-210. La mayoría de los republicanos votó a favor de mantener a McCarthy en el liderazgo.

Fue la primera vez en la historia de Estados Unidos que los miembros de la Cámara votaron a favor de destituir al presidente.

Si bien era elegible para postularse nuevamente para el cargo, McCarthy anunció el martes por la noche que no buscaría la reelección para el puesto de presidente.

«Puedo seguir luchando, tal vez de una manera diferente, y no volveré a presentarme como candidato a presidente», dijo McCarthy a los periodistas.

Como en las recientes negociaciones para evitar el cierre del gobierno federal, la escasa mayoría republicana en la Cámara significó que los demócratas tenían los números para influir en la votación sobre McCarthy.

En una carta “Querido colega” dirigida a los demócratas el martes por la mañana, el líder demócrata Hakeem Jeffries instó a su grupo a votar para destituir a McCarthy de la presidencia.

«Los demócratas de la Cámara de Representantes siguen dispuestos a encontrar puntos en común en un camino inteligente hacia adelante. Desafortunadamente, nuestros colegas republicanos extremistas no han mostrado voluntad de hacer lo mismo. Ahora es responsabilidad de los miembros del Partido Republicano poner fin a la Guerra Civil Republicana de la Cámara de Representantes», dijo Jeffries en la carta.

McCarthy habló con Jeffries el lunes por la noche y según él le dijo: «Ustedes hagan lo que tengan que hacer. Entiendo la política. Entiendo dónde está la gente. Sin embargo, realmente creo en la institución de la Cámara después de todo. Si destituyes a un presidente que tiene el 99% de su conferencia, que mantuvo abierto el gobierno y pagó a las tropas, creo que estamos en un momento realmente malo en cuanto a cómo vamos a administrar el Congreso».

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí