28.8 C
Miami
viernes, julio 12, 2024
InicioDeportes'Habemus' lateral derecho, por Enric Jové

‘Habemus’ lateral derecho, por Enric Jové

Relacionados

Source link


26/09/2023 a las 06:44

CEST


Hemos visto un par de partidos completos de Joao Cancelo y todos tenemos claro que, por fin, ya tenemos lateral derecho. Después de años y años de fichajes fallidos, así como canteranos que no llegaban al nivel (recuerden Emerson, Mingueza, Aleix Vidal, Wagué, Semedo, Dest), en los que se buscaba el sustituto de Dani Alves (cuya sombra volvió por un periodo temporal), hay fumata blanca: ya hemos encontrado al jugador.

Demasiadas tardes reubicando a un disciplinado canterano como Sergi Roberto, tan buen chico como jugador, que tan sólo da para ser fondo de banquillo para el centro del campo, que se había convertido en el agujero habitual en la defensa blaugrana. Cancelo es un tipo que se permite ser autocrítico consigo mismo, el día en que le da la vuelta al partido en tres minutos con una asistencia y un gol de delantero centro puro, siendo defensa. Un futbolista que tiene un gen competitivo natural, de esos que no sabe perder ni al parchís en las concentraciones, ni en las pachangas de los entrenos, en las que te puede crear un incendio por ir al balón con la intensidad propia de un día de Champions.

Cancelo es un tipo que cayó en desgracia en el Manchester de Pep Guardiola tras jugar todos, todos, los partidos de la Premier 21-22, tan sólo una temporada después. Topó con el técnico de Santpedor que, a pesar de su calidad y versatilidad, parece que no le permitió su indisciplina para convertirlo en suplente. En Manchester hay sólo un Dios, es Pep y tiene el punto justo de magnánimo. Tan grande como poco permisivo con los que le juegan pulsos en el vestuario.

Eso le obligó a buscarse equipo. Viajó a Munich, se dispuso a jugar en el Bayern. El anarquismo no funciona bien en la sociedad alemana. En el orden alemán jugó, pero no convenció como para ser adquirido a un precio de medio volante. Fin de la cesión a final de temporada y de vuelta a su infierno inglés sin redención alguna. El jugador deseaba venir a Barcelona y el club necesitaba, como agua de mayo, un lateral derecho que estuviera al nivel del resto de la defensa.

En esa tesitura, la clave era Jorge Mendes, todopoderoso y plenipotenciario representante, sospechoso habitual de cualquier tejemaneje de la nueva directiva culé para reestructurar la plantilla, ejerciendo de complemento perfecto para comprar, vender, traspasar o alargar contratos de quién y como haga falta.

En esta ocasión, con Joao, aceptamos pulpo como animal de compañía. Veremos qué nos cuesta a final de temporada la fiesta cuando sólo pueda comprársele. Hemos necesitado 180 minutos para comprobar que Cancelo jugando fatal, según él, es mucho mejor que todas las mejores actuaciones de los anteriores jugadores que han cubierto ese flanco.

Además, la hiperestimulación del luso le hace jugar en dos o tres posiciones al mismo tiempo. Su concentración incluso se refleja en su mirada diez minutos después del partido cuando se pone delante de las cámaras. Nadie lo duda, habemus lateral derecho y algo más.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí