28 C
Miami
viernes, abril 19, 2024
InicioNoticiasHermano de senadora colombiana se declara culpable en Nueva York de cargo...

Hermano de senadora colombiana se declara culpable en Nueva York de cargo de narcotráfico

Relacionados

el oasis para los hombres que lloran

Source link Bogotá —  La creencia popular apunta a que...

Cuba comienza a evacuar a sus nacionales varados en Haití

Source link El gobierno cubano informó este viernes que...

América Latina muestra “resiliencia” en su economía, la violencia sigue siendo un reto

Source link WASHINGTON —  La economía de América Latina y...

A punto de concluir la selección completa del jurado en proceso a Donald Trump en Nueva York

Source link Este viernes se seleccionarán más jurados suplentes...

Source link

El hermano de una senadora colombiana izquierdista se declaró culpable el martes de cargos federales relacionados con narcóticos como parte de una operación en la que ofreció a informantes de Estados Unidos presentarlos a guerrilleros disidentes que podrían ayudar a introducir grandes cantidades de cocaína en Nueva York.

Álvaro Córdoba, vestido con indumentaria carcelaria, se declaró culpable ante una corte federal de Manhattan de un único cargo de asociación delictuosa para enviar 500 gramos (17 onzas) o más de cocaína a Estados Unidos. Será condenado a una pena obligatoria de cinco años de prisión, pero también podría recibir una sentencia de dos décadas tras las rejas según las leyes de imposición de penas. Su declaración de culpabilidad no contiene ninguna promesa de cooperar con las fuerzas policiales.

“Sabía que la cocaína terminaría en Estados Unidos y sabía que lo que hacía estaba mal”, declaró Córdoba, cuya sentencia está programada para abril, en su declaración al juez Lewis J. Liman.

Córdoba, de 64 años, fue detenido en Medellín, Colombia, en 2022 y extraditado a Estados Unidos hace casi un año por el presidente Gustavo Petro, quien fue elegido con el apoyo de la hermana de Córdoba, la senadora Piedad Córdoba.

Se trataba de un caso delicado para Petro, tomando en cuenta sus nexos históricos con la izquierda como antiguo miembro de grupos rebeldes y su nuevo papel como comandante en jefe de las fuerzas de seguridad, las cuales han colaborado con Estados Unidos desde hace tiempo en la lucha contra el narcotráfico en la nación sudamericana.

Piedad Córdoba ha sido una firme crítica de Estados Unidos que, durante el gobierno conservador anterior en Colombia, promovió vínculos más estrechos con Venezuela y más apoyo para las comunidades afrocolombianas que suelen ser pasadas por alto.

Aunque la fiscalía no ha acusado a la senadora de ninguna participación en el plan de narcotráfico, el abogado de oficio de su hermano, John Zach, insinuó durante una audiencia celebrada en octubre pasado que los agentes de la DEA instruyeron a los informantes que se centraran en la legisladora. Y la misma senadora comparó el operativo en contra suya y de su hermano con la búsqueda que concluyó con la muerte del líder del cártel de Medellín, Pablo Escobar, hace algunas décadas.

Pero sus denuncias de una “persecución política” fueron ignoradas y Petro autorizó la extradición de Córdoba poco después de asumir el cargo. La decisión del mandatario fue considerada como una señal de esperanza en Washington, que ha dependido del apoyo de Colombia durante más de dos décadas para limitar el suministro de cocaína que ingresa al país. Sin embargo, más recientemente, Petro ha criticado la guerra contra las drogas que encabeza Estados Unidos.

Zach se negó a comentar. The Associated Press envió un email a la senadora Córdoba en busca de comentarios.

Aunque buena parte del caso en Estados Unidos en contra de Álvaro Córdoba continúa bajo precinto, los registros de los tribunales colombianos referentes a su intento de impedir su extradición revelan que una fuente confidencial de la DEA se le acercó diciéndole que buscaba protección dentro de Colombia para traficar hasta 2,7 toneladas de cocaína al mes desde México hacia Nueva York.

Entonces, Córdoba puso a la fuente en contacto con un allegado que dijo que tenía una gran cantidad de “pollo”, supuestamente una referencia a la cocaína, según muestran los registros judiciales de Colombia.

Córdoba presuntamente también se ofreció a hacer arreglos para que la fuente de la DEA visitara un campamento clandestino ubicado en la selva del sur del país en donde 300 guerrilleros armados con misiles tierra-aire y demás armamento le brindaran un pasaje seguro para los narcóticos. La unidad rebelde estaba bajo el mando de un comandante disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se negó a apegarse al tratado de paz de 2016 que Piedad Córdoba ayudó a negociar, indicaron los fiscales.

Poco antes de la Navidad de 2021, Córdoba y su allegado le entregaron a la fuente confidencial y a un agente colombiano encubierto una muestra de 5 kilos (11 libras) de cocaína a cambio de 15.000 dólares, indicaron las autoridades. Córdoba fue detenido meses más tarde. Luego de ser extraditado a Nueva York se le retiraron cargos en su contra relacionados con armas de fuego.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí