24.5 C
Miami
martes, abril 23, 2024
InicioNoticiasInstituciones en EEUU luchan para evitar que se desperdicie el 40 %...

Instituciones en EEUU luchan para evitar que se desperdicie el 40 % de los alimentos

Relacionados

¿Por qué los estadounidenses le están dando la espalda a la religión?

Source link Una tendencia de décadas hacia la secularización,...

Blinken regresa a China en medio de tensiones actuales, no se esperan avances

Source link DEPARTAMENTO DE ESTADO —  El secretario de Estado...

¿Qué establece la ley sobre emergencias médicas que va ante el Supremo de EEUU?

Source link La directora de Comunicación en Español de...

Tesla notifica que despedirá a casi 2.700 empleados en su fábrica de Texas

Source link Tesla despedirá a 2.688 empleados en su...

Source link

Es pasado el mediodía en Washington. Patrick Long pasea por el mercado de Dupont Circle, recogiendo bolsas que contienen alimentos como frutas, verduras, pasta, leche o pan. Las va amontonando debajo de un árbol que cada vez está rodeado por más y más sacos llenos de comida. A la derecha, un cartel informa a los curiosos de que estos alimentos han sido donados por vendedores del mercado con fines benéficos y que nadie se los debe llevar.

“Nos estamos preparando para recoger la mayor parte de las donaciones”, explica Patrick a la Voz de América. “Vamos a ir hasta el final [del mercado] y volveremos hasta aquí. Vamos a empezar a rellenar con comida algunas bolsas pesadas”, señala mientras arrastra un carrito con varios sacos vacíos.

Patrick es uno de los más de 200 voluntarios que integran la organización Food Rescue US, creada en 2011 y encargada de recopilar comida donada por agricultores y comerciantes, para entregarla a organismos locales que apoyan a las personas que sufren de inseguridad alimentaria. En su página web, la institución señala que, desde su fundación, ha evitado que más de 155 millones de libras de comida acaben en el vertedero.

Una comerciante dona al voluntario Patrick Long varias barras de pan.

La hermana María Rosa Caro forma parte de una de las comunidades católicas de la capital estadounidense. Junto a otra religiosa, cada domingo recoge varias bolsas de comida recopiladas por los voluntarios.

“Lo llevamos a nuestra comunidad para prepararlo y aprovecharlo durante la semana”, dice a la VOA. “Nos viene muy bien y nos ayuda en todo el trabajo misionero que hacemos nosotras”.

Por su parte, los agricultores y comerciantes del mercado que donan alimentos, aseguran estar “contentos” por “darles un mejor uso”:

«Van a sacarles provecho, en vez de convertirse en compostaje o botarlos”, señala Melanie Dietrich Cochran, una agricultora que vende productos lácteos artesanales.

“Si no lo donamos, al final se va a desperdiciar, porque nos gusta venderlo fresco”, comenta a su vez Niyi, que regenta un puesto donde comercia con verduras como hojas de mostaza o coles rizadas.

La religiosa Rosa María Caro e integrantes de organizaciones locales recogen alimentos para apoyar a los que padecen inseguridad alimentaria

La religiosa Rosa María Caro e integrantes de organizaciones locales recogen alimentos para apoyar a los que padecen inseguridad alimentaria

De acuerdo con la organización Feeding America más de 34 millones de personas en Estados Unidos padecen inseguridad alimentaria. Mientras, el Departamento de Agricultura señala que en el país se desechan entre un 30 % y un 40 % de los alimentos que se producen; una cifra que la coordinadora de la pérdida y el desperdicio de alimentos del Departamento de Agricultura, Jeane Buzby, califica como “increíble”.

“Hay muchas razones por las que se pierden y desperdician alimentos, y algunas abarcan toda la cadena de suministro de alimentos, como el deterioro que ocurre en cada etapa y en la granja. Y luego, ya en los hogares, los consumidores podrían comprar y cocinar más de lo que necesitan y tiran las sobras”, dice la funcionaria estadounidense en entrevista con la VOA.

Asimismo, Buzby destaca que el desperdicio de alimentos también tiene un gran impacto medioambiental:

“Cuando los alimentos se descomponen en un vertedero producen más gas metano, lo que representa entre un 20 % y un 25 % más de calor que el dióxido de carbono, lo que realmente acentúa los efectos del cambio climático”Por su parte, Naciones Unidas subraya que durante la producción; manipulación; transporte; almacenamiento y distribución de alimentos se genera dióxido de carbono, independientemente de si se consumen o no, lo que ocasiona una gran huella de carbono.

El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales señala que, a menudo, un 90% de los estadounidenses bota los alimentos antes de tiempo

El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales señala que, a menudo, un 90% de los estadounidenses bota los alimentos antes de tiempo

A nivel nacional, en Estados Unidos, supermercados como Mom’s Organic Market trabajan hace más de una década para evitar el desperdicio de alimentos. Donan a organizaciones y servicios sociales productos que están en buen estado y que no consiguen vender, como frutas o verduras que tienen una forma, color o tamaño diferente. El negocio asegura que ha logrado donar a bancos de alimentos comida valorada en más de un millón de dólares.

“A veces una manzana tiene una forma particular, aunque tiene buen sabor. Pero a la gente le gusta que las cosas se vean bien, no creo que vayamos a convencer a nuestros consumidores para que compren lo menos atractivo”, explica a la Voz de América Scott Nash, el fundador y director ejecutivo de esta cadena de supermercados; quien también comenta que las fechas de caducidad a menudo confunden a los consumidores, que acaban desechando los alimentos antes de tiempo

“Creo que la mejor manera de reducir el desperdicio de alimentos en Estados Unidos es cambiando el sistema de caducidad de alimentos (…) He comido yogurt después de la fecha de caducidad y no pasa nada”, concluye Nash.

Por su parte, la empresa de gestión de residuos Recycle Track Systems señala que en su guía ‘Desperdicio de Alimentos en EEUU 2023’, que en el país norteamericano hay más cantidad de alimentos y son más económicos que en otros lugares del mundo, lo que puede provocar en los consumidores “un sentimiento general de no apreciarlos o valorarlos de la misma manera que otras comunidades del mundo”.

Además, la compañía señala que, a menudo, “los estadounidenses son impulsivos cuando compran comida, evalúan de manera poco realista cuánta comida necesitan y, como resultado, compran más alimentos de los necesarios o compran alimentos que en realidad no comerán”.

Desde el año 2017 el Instituto de Seguridad Alimentaria y Nutrición, parte del Departamento de Agricultura, ha comprometido más de 120 millones de dólares en 527 proyectos para mitigar el desperdicio de alimentos. Recientemente, el gobierno de Joe Biden anunció una inversión de 25 millones de dólares adicionales.

En 2015 el Departamento de Agricultura y la Agencia de Protección Medioambiental acordaron reducir un 50 % la pérdida y el desperdicio de alimentos para el año 2030. Para llegar a la meta, funcionarios señalan que es clave educar a los más pequeños.

“Realmente se trata de la próxima generación de creadores de impacto, de líderes. Queremos darles las herramientas científicas para que tengan la mejor información sobre lo que está pasando, y queremos sus innovaciones e ideas, porque sabemos que son el futuro de mano de obra alimentaria y agrícola”, explica a la VOA Susanne Stluka , directora adjunto del Instituto de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí