23.8 C
Miami
jueves, abril 18, 2024
InicioLatinoaméricaKenia reitera en la ONU compromiso de apoyo a fuerza multinacional en...

Kenia reitera en la ONU compromiso de apoyo a fuerza multinacional en Haití

Relacionados

Congreso de EEUU votará paquetes de ayuda para Israel y Ucrania

Source link El presidente de la Cámara Baja, Mike...

Corte de La Haya convoca a audiencias en el caso de México contra Ecuador

Source link CIUDAD DE MÉXICO —  La Corte Internacional de...

Nueva York busca evitar comercio ambulante sin permisos

Source link Mostrar más Mostrar menos Migrantes que buscan ganarse la...

Ecuador repatria a 13 presos colombianos

Source link QUITO —  Unos 13 detenidos de nacionalidad colombiana...

Source link

En la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, el presidente de Kenia, William Ruto, reiteró el compromiso del país de apoyar a Haití con una fuerza multinacional que luchará contra la violencia relacionada con las pandillas.

«Haití es la prueba definitiva de la solidaridad internacional y la acción colectiva», dijo Ruto el jueves, y agregó que «la comunidad internacional ha fallado esta prueba hasta ahora y, por lo tanto, defraudó muy, muy gravemente a un pueblo».

En agosto, algunas naciones apoyaron la iniciativa de Kenia de enviar policías a Haití, pero otras expresaron incertidumbre. Se está trabajando en una resolución para que el Consejo de Seguridad de la ONU pueda autorizar la medida.

Ruto instó a la ONU a aprobar la resolución para la misión de Kenia, diciendo que el organismo internacional debería «proporcionar urgentemente un marco apropiado para facilitar el despliegue de apoyo de seguridad multinacional como parte de una respuesta holística a los desafíos de Haití».

Los dos países establecieron relaciones diplomáticas el miércoles.

El primer ministro haitiano, Ariel Henry, pidió el año pasado a las Naciones Unidas que enviaran una “fuerza armada especializada desde el extranjero”. Henry, instalado como primer ministro tras el asesinato del presidente Jovenel Moise en julio de 2021, hizo el llamado cuando la violencia de las pandillas aumentó en el país.

Más de 200 poderosas pandillas han tomado el control de gran parte del país, llevando a cabo asesinatos y secuestros casi a diario y provocando que decenas de miles de haitianos abandonen sus hogares.

Según estimaciones recientes de las Naciones Unidas, cerca de 200.000 personas han sido desplazadas internamente en Haití.

La oferta de Kenia de desplegar un contingente de 1.000 agentes de policía como parte de una fuerza multinacional respaldada por la ONU se produce en momentos en que la policía nacional de Haití ha luchado por controlar a las pandillas debido a recursos limitados y una falta crónica de personal.

La oferta, bien recibida por el gobierno de Henry, la ONU, Canadá y Estados Unidos, ha generado preocupación en grupos de la sociedad civil, señalando el historial de derechos humanos de la propia fuerza policial de Kenia en su país.

Irungu Houghton, director ejecutivo de Amnistía Internacional Kenia, dice que si bien sería un acto de solidaridad panafricana que Nairobi ayudara a traer estabilidad a Haití, duda que la policía keniana haga algo para reducir la situación dentro del Estado de derecho, debido -principalmente- a las acusaciones de brutalidad por parte de la policía de Kenia.

«Hemos tenido tres meses de aproximadamente nueve rondas de protestas, cada una de ellas más violenta que la anterior. Hemos documentado no menos de 40 muertes y más de 100 heridos», dijo Houghton al servicio en inglés para África de la Voz de América, en el programa de televisión Straight Talk Africa.

«Algunos de ellos provienen de personas que se están recuperando de disparos con balas reales o de goma, o que han sido brutalmente agredidas con porras», añadió.

Houghton dice que Haití necesita estrategias policiales efectivas basadas en la confianza entre la policía y las comunidades que establezcan «un sentido de credibilidad en torno al Estado de derecho».

Cree que la policía de Kenia «simplemente aún no está a ese nivel».

El Servicio de Policía de Kenia no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de la VOA poco después del anuncio.

David Monda, profesor de ciencias políticas en la Universidad de la ciudad de Nueva York, dijo que «si bien la policía keniana puede no haberse cubierto de gloria con sus acciones en Kenia, cada departamento principal de policía tiene sus desafíos».

Monda cree que cualquier fuerza policial desplegada en Haití tendría desafíos sobre el terreno y dentro de sus propias filas.

Johanna LeBlanc, abogada de la firma Adomi Advisory Group, con sede en Washington, y ex asesora de políticas del gobierno haitiano, dice que la turbulenta historia de Haití con intervenciones extranjeras pasadas, encabezadas por Estados Unidos y la ONU, hace reflexionar a las comunidades y grupos de derechos humanos haitianos.

«Los grupos de derechos humanos en Haití no quieren que esta sea otra intervención con rostro negro», dijo LeBlanc a la VOA.

Si bien la policía keniana puede no haberse cubierto de gloria con sus acciones en Kenia, cada departamento principal de policía tiene sus desafíos»

LeBlanc se refirió a la misión de paz de la ONU de 2004 a 2017, empañada por acusaciones de agresión sexual por parte de sus tropas y demás personal.

Un informe de 2019 sobre las acusaciones implicaba a cascos azules de 13 países en múltiples casos de conducta sexual inapropiada y violación durante la misión de 13 años de la ONU para estabilizar Haití, conocida como MINUSTAH, por sus siglas en inglés.

También se culpó a las fuerzas de paz de la ONU de llevar el cólera a Haití en 2010, provocando un brote que mató a miles de personas. La ONU ha admitido haber desempeñado un papel en esa epidemia de cólera, pero no ha reconocido específicamente que haya introducido la enfermedad.

«Los parámetros deben ser establecidos por el gobierno haitiano, algo que no he visto. Pero si vamos a aceptar ayuda de otra nación para abordar los desafíos de inseguridad, necesitamos saber cuánto tiempo permanecerán en Haití y cuáles serán las consecuencias por violaciones de derechos humanos», dijo LeBlanc.

Monda advirtió que intervenir por intervenir podría ser problemático.

LeBlanc también dijo que lo que Haití necesita es un régimen interino que sea «ampliamente aceptado» por el pueblo haitiano, antes de que se considere cualquier intervención extranjera.

Un despliegue liderado por Kenia en Haití aún requiere un mandato del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, así como un acuerdo formal de las autoridades locales. El Consejo pidió previamente al secretario general Antonio Guterres que presentara un informe «completo» sobre posibles opciones para Haití, incluida una misión encabezada por la ONU.

«La inacción ya no es una opción», dijo Ruto el jueves en un discurso ante la ONU. «Haití merece algo mejor del mundo. El grito de nuestros hermanos y hermanas, que fueron los primeros en ganar su lucha por la libertad de la tiranía colonial «llegó a nuestros oídos y tocó nuestros corazones. No hacer nada ante el aislamiento histórico, el abandono y la traición del pueblo de Haití está fuera de toda duda», afirmó.

[Esta historia se originó en el Servicio de Inglés para África de la VOA. Salem Solomon contribuyó a este informe]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí