25.5 C
Miami
domingo, abril 14, 2024
InicioNoticiasMadre del tirador en escuela de Michigan condenada por homicidio involuntario

Madre del tirador en escuela de Michigan condenada por homicidio involuntario

Relacionados

Muere niña en tiroteo contra reunión familiar en Chicago; hay 10 heridos

Source link CHICAGO, EEUU —  Una niña murió y 10...

Menos jóvenes estadounidenses quieren estudiar en China; ambos países tratan de arreglarlo

Source link Washington —  Stephen Garrett, un estudiante de posgrado...

Israel celebra su «éxito» ante ataque iraní. Biden busca respuesta diplomática

Source link TEL AVIV —  Israel celebró el domingo la...

Mueren a los 62 años los siameses más longevos del mundo

Source link READING, Pensilvania, EEUU —  Los siameses Lori y...

Source link

Un jurado de Michigan, en la zona centro norte de Estados Unidos, condenó el martes por homicidio involuntario a la madre de un adolescente que mató a tiros a cuatro compañeros de clase en una escuela secundaria cerca de Detroit después de que los fiscales argumentaran que era responsable porque ella y su marido le dieron a su hijo un arma e ignoraron las señales de advertencia de violencia.

Se creía que el juicio de Jennifer Crumbley, de 45 años, era el primero en el que un padre se enfrentaba a un cargo de homicidio involuntario en Estados Unidos derivado de un tiroteo en la escuela cometido por su hijo. Se enfrentó a cuatro cargos de homicidio involuntario, uno por cada una de las víctimas en la escuela secundaria de Oxford en los tiroteos de 2021. Los jurados comenzaron a deliberar el lunes.

Los cuatro veredictos de culpabilidad (uno por cada estudiante asesinado en la escuela secundaria de Oxford) se emitieron después de aproximadamente 11 horas de deliberaciones.

Los fiscales dicen que Jennifer Crumbley tenía el deber, según la ley estatal, de evitar que su hijo, que tenía 15 años en ese momento, dañara a otros.

Su marido, James Crumbley, de 47 años, se enfrentará a su propio juicio por homicidio involuntario en marzo.

Jennifer Crumbley entra a la sala del tribunal de la jueza Cheryl Matthews del condado de Oakland antes de ser declarada culpable de cuatro cargos de homicidio involuntario el 6 de febrero de 2024 en Pontiac, Michigan, EEUU. (Mandi Wright/Detroit Free Press vía AP, Pool)

El hijo de la pareja, Ethan, tenía 15 años en el momento del tiroteo en Oxford High School con una pistola semiautomática. Se declaró culpable en 2022 de cuatro cargos de asesinato en primer grado y otros cargos y fue sentenciado a cadena perpetua sin libertad condicional en diciembre.

El jurado compuesto por seis hombres y seis mujeres incluyó personas que poseen armas o crecieron con ellas en su casa.

Pena máxima por homicidio involuntario es de 15 años

Jennifer Crumbley recibirá crédito por aproximadamente dos años y medio en la cárcel del condado cuando regrese a la corte para recibir sentencia el 9 de abril. El juez fijará la sentencia mínima de prisión, basándose en pautas de puntuación y otros factores.

Corresponderá a la junta de libertad condicional de Michigan determinar cuánto tiempo permanecerá realmente en prisión. La pena máxima por homicidio involuntario es de 15 años.

Los fiscales no han dicho si pedirán sentencias consecutivas para las cuatro condenas, lo que podría significar un máximo de 60 años si la jueza Cheryl Matthews está de acuerdo.

Estados Unidos, un país con violencia armada persistente, ha experimentado una serie de tiroteos en escuelas a lo largo de los años, a menudo perpetrados por estudiantes actuales o anteriores.

Los fiscales del condado de Oakland argumentaron durante el juicio que Jennifer Crumbley, aunque no apretó el gatillo, almacenó el arma y las municiones de manera negligente y debería ser considerada penalmente responsable de las muertes. Dijeron que ella y su esposo sabían que Ethan estaba mentalmente en una «espiral descendente» y representaba un peligro para los demás, pero le permitieron acceso a armas de fuego, incluida la pistola de 9 mm que compró como regalo de Navidad y usó para matar a sus compañeros de clase.

Shannon Smith, la abogada de Jennifer Crumbley, argumentó que ella no era responsable de comprar o almacenar el arma utilizada por su hijo en los tiroteos, que no había señales reales de advertencia de que mataría a sus compañeros de clase y que ella no podía haber previsto razonablemente que el crimen se cometería.

Jennifer Crumbley testificó en su propia defensa, diciendo que su esposo era responsable de guardar de forma segura las armas de fuego en la casa familiar y que si bien su hijo había estado ansioso por ingresar a la universidad y por lo que haría con su vida, ella no creía que sus problemas merecieran ser vistos por un psiquiatra.

[Con informaión de Reuters y The Associated Press]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí