23.8 C
Miami
sábado, abril 13, 2024
InicioLatinoaméricaManifestante encarcelada denuncia que Cuba intentó presionarla para que abortara

Manifestante encarcelada denuncia que Cuba intentó presionarla para que abortara

Relacionados

Mueren a los 62 años los siameses más longevos del mundo

Source link READING, Pensilvania, EEUU —  Los siameses Lori y...

Biden regresa a Washington tras amenazas de Irán contra Israel

Source link El presidente de Estados Unidos, Joe Biden,...

Muere el periodista estadounidense que creó el sencillo noticiero de PBS

Source link Nueva York, EEUU —  Robert MacNeil, quien creó...

Source link

Una mujer que cumple una condena de ocho años de prisión relacionada con las protestas del 11 de julio de 2021 en Cuba dice que las autoridades penitenciarias intentaron obligarla a abortar.

Lisdany Rodríguez Isaac siempre había deseado tener un bebé, por lo que cuando la joven de 25 años descubrió que estaba embarazada luego de una visita conyugal de su pareja, Luis Ernesto Jiménez, se decidió a tenerlo.

Su madre, Bárbara Isaac Rojas, dijo que las autoridades penitenciarias y un médico intentaron presionar a su hija para que interrumpiera el embarazo.

Rodríguez tiene ahora más de tres meses de gestación, por lo que un aborto según la ley cubana ya no es legal. Pero las autoridades penitenciarias le están haciendo la vida lo más difícil posible, dijo su madre.

Rodríguez y Jiménez están en prisión por participar en las manifestaciones de julio de 2021 contra el gobierno comunista, las más grandes desde la revolución cubana de 1959.

Lisdany Rodríguez Isaac, quien cumple una condena de ocho años de prisión, espera su primer hijo en la cárcel en Cuba. (Foto cortesía de Bárbara Isaac Rojas).

Su caso fue publicado por primera vez por Prisoners Defenders International (PDI). El grupo de derechos humanos con sede en Madrid ha presentado una denuncia ante el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. En él, alega una violación del derecho de Rodríguez a la vida porque el estado quería que ella abortara a su hijo no nacido.

El jefe de la PDI, Javier Larrondo Calafat, dijo que a Rodríguez, quien ahora se encuentra en su segundo trimestre, “se le han negado medicamentos, agua y alimentos, pasando en ocasiones 14 horas sin comer y sufriendo constantes abusos verbales”.

Ni el Centro de Prensa Internacional del gobierno cubano en La Habana ni la Embajada de Cuba en Madrid respondieron al correo electrónico de la Voz de América solicitando comentarios.

Rodríguez, su pareja y su hermana gemela se encuentran entre los cientos de cubanos detenidos desde las manifestaciones masivas. Human Rights Watch dice que el gobierno ha confirmado alrededor de 380 condenas.

Cada una de las hermanas cumple ocho años de prisión por desorden público, desobediencia y agresión a agentes de policía, cargos que ellas niegan. También son miembros de la Asociación de Yorubas Libres, un grupo religioso afrocubano.

En noviembre, el Relator Especial de la ONU sobre la libertad de religión y la libertad de expresión escribió al gobierno cubano para condenar al estado comunista por “acusaciones muy graves sobre el patrón de represión de la libertad religiosa en Cuba, incluida la yoruba”.

Para Isaac Rojas, lo único que importa es la seguridad de su hija y su nieto por nacer.

“Me enteré que Lisdany estaba embarazada por una pelea que tuve con un guardia del penal, porque no quería darle de comer. Ella comenzó a sangrar”, dijo Isaac Rojas a la VOA. “El capitán de seguridad se negó a conceder a Lisdany la libertad condicional bajo fianza”.

Isaac Rojas cuenta que desde el principio su hija fue presionada para interrumpir su embarazo. El día de la primera ecografía, el médico de la prisión inició el trámite para que Rodríguez abortara, dijo su madre.

“Él empezó a llenar papeles para hacerle pruebas y sacar el feto sin involucrarla”, afirmó Isaac Rojas.

“Ella no quería abortar. Ella deseaba desesperadamente quedar embarazada. Ella ha estado con su novio durante años y nunca quedó embarazada”, dijo.

Las autoridades de prisión también enviaron a Rodríguez a un psicólogo.

“El psicólogo me dijo que no tuviera el bebé ahora, que tenía que cumplir ocho años y que no hay instalaciones (para bebés y niños) en prisión”, dijo Rodríguez al diario español El País.

Feliz y decidida

A pesar de sus circunstancias, ella es feliz. «Me sorprendió, realmente no lo esperaba. Llevo muchos años intentándolo y nunca lo he conseguido. Y un niño es una bendición de Dios, sin importar las circunstancias”, dijo al periódico.

Su madre, que compartió una ecografía con la VOA, dijo que su hija está decidida.

“Está siendo maltratada, sin comida, agua ni medicamentos adecuados, y su uniforme de prisión no le queda bien. Pero ella está feliz de estar embarazada, incluso estando en prisión”.

La ley cubana otorga a las mujeres autonomía sobre sus cuerpos. El código penal considera delito el aborto sin el consentimiento de la madre.

Dos años después de la revolución, el aborto fue despenalizado, lo que convirtió a Cuba en el primer país de América Latina en hacerlo. Por ley, el aborto está permitido hasta las 12 semanas de gestación y hasta las 26 semanas por malformaciones incompatibles con la vida.

Larrondo Calafat, del PDI, dijo que la organización ha condenado a Cuba por contravenir el derecho de Rodríguez a la vida representado por el de su hijo por nacer.

“Rodríguez es una joven creyente yoruba que por motivos de su religión fue arrestada y detenida por manifestarse en 2021”, dijo a la VOA en una comunicación. “Ella y su novio habían querido tener un hijo durante años, pero cuando quedó embarazada, el régimen intentó obligarla a abortar, pero ella se negó”.

Por ahora, la madre de Rodríguez, de 62 años, hace un trayecto de aproximadamente una hora hasta la prisión de Guamajal, al centro de Cuba, para una visita de dos horas cada 15 días con sus hijas gemelas. Y el esposo de Rodríguez ofrece todo el apoyo que puede desde su detención en la prisión de El Yabú.

Como ocurre con la mayoría de los embarazos, Rodríguez tiene antojos. A veces quiere helado, otras veces, naranjas. Pero es imposible satisfacerlos con una dieta carcelaria.

Cuando nazca su hijo, el bebé pasará un breve período en prisión, luego Isaac Rojas se hará cargo del niño.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí