27 C
Miami
martes, julio 23, 2024
InicioDeportesMarcelo Bielsa, la cabeza de Uruguay para su renovación total - Fútbol...

Marcelo Bielsa, la cabeza de Uruguay para su renovación total – Fútbol Internacional – Deportes

Relacionados

Source link

Uruguay le apostó a un cambio radical con la llegada de Marcelo Bielsa a la Selección, después de más de 15 años bajo el mando del ‘Maestro’ Óscar Washington Tabárez y un paso corto de Diego Alonso. No son solo nombres: el argentino también le está haciendo una cirugía al juego del próximo rival de la Selección Colombia en la eliminatoria para el Mundial de Norteamérica 2026.

Bielsa vive su cuarta experiencia en eliminatorias. La primera, con Argentina, fue brillante, rumbo a un Mundial de 2002 que acabó en decepción, al no superar la primera fase.
(Así se jugará la tercera fecha de la eliminatoria: partidos, día, hora y por dónde ver)
(Video: escalofriante lesión del capitán del Sheffield en la Liga Premier)

Su historia

La segunda, también con la Albiceleste, se truncó: el DT renunció en 2004, tras conseguir el oro olímpico, y José Pékerman llegó a reemplazarlo. Y la tercera, con Chile, fue la génesis de una generación brillante que llegó a dos mundiales (uno con él en el banco) y que luego ganó dos Copas América como coletazo, antes de comenzar a diluirse. Casi 15 años después, los chilenos siguen viviendo de esa base.

Ahora, Bielsa tiene que encontrar el recambio de la generación de los Muslera, Godín, Cáceres, Coates y demás próceres celestes, en la que dos nombres brillaron: Édinson Cavani y Luis Suárez. Los dos siguen en actividad, uno en Boca Juniors y el otro en Gremio. Y aún muchos los piden.

El argentino, de entrada, los sacó de su primera convocatoria, en la que solo hubo un jugador mayor de 30 años, el portero Sergio Rochet. Y eso generó polémica. El propio Suárez publicó en sus redes sociales una foto mostrando su número 9 con la leyenda “Respeto” y un emoji sacando la lengua.

Cavani, por su parte, no es el mismo de antes y, de hecho, venía en una sequía con Boca, con el que solo había marcado un gol, contra Platense. Pero hizo uno clave esta semana, en la semifinal de la Libertadores contra Palmeiras. “Cuando uno trabaja y trabaja, los momentos llegan”, declaró.

Marcelo Bielsa y la Selección Colombia.

Bielsa tiene claro que debe mirar el futuro, con jugadores de otro presente. “Cuando yo hablé en la primera ocasión dije que hablaría con ellos, que los escucharía, y en función de lo que ellos me dijeran les iba a dar mi opinión. Yo no sabía qué posición me podían transmitir en una charla que quería tener con ellos. A partir que comencé a trabajar, Cavani expresó públicamente que su tiempo en la Selección no había terminado, al igual que Suárez. Por esas dos informaciones no necesité hablar con ellos, porque las leí y las escuché, volvieron, desde mi punto de vista, innecesaria cualquier conversación porque se convirtieron en jugadores convocables. No fue necesario la conversación con ellos”, dijo Bielsa en su primera rueda de prensa de eliminatoria.

Juego distinto

Uruguay siempre fue un equipo valiente, a su manera. La lucha la llevan en la sangre. La ‘garra charrúa’ fue una realidad durante muchos años e incluso, en su casa, el estadio Centenario de Montevideo, hay un museo en el que se cuentan historias de todas las épocas.

“El objetivo va a ser el mismo, vamos a tratar de protagonizar, de atacar».

Bielsa le apuesta a otra escuela, aunque el cambio viene siendo gradual. El argentino le quiere dar importancia al trato del balón, a una escuela que lo ha hecho merecedor de muchos elogios, más por el juego que por los títulos.

“El objetivo va a ser el mismo, vamos a tratar de protagonizar, de atacar, de jugar en campo rival, de no especular y de que el déficit que tuviéramos que resolver lo podamos hacer”, dijo el viernes.

Hasta ahora, el balance es de una victoria contra Chile, con una gran muestra de superioridad, y una derrota contra Ecuador, con una particularidad: los dos goles llegaron por una vía en la que tradicionalmente el fútbol uruguayo es fuerte, el juego aéreo. Y, además, con el agravante de que el juego ofensivo que pregona el argentino no se vio mucho, aunque los críticos en Uruguay lo atribuyeron al factor de los 2.800 metros de altitud de Quito.

La renovación uruguaya tiene bazas importantes. Una, Federico Valverde, un hombre de ida y vuelta, pilar del Real Madrid. Y la otra, Darwin Núñez, compañero de Luis Díaz en el Liverpool. Pero hay otros menos conocidos, un baño de juventud, como Manuel Ugarte, titular del PSG con solo 22 años. Y Bielsa sabe que, para llegar allí, tienen que mostrar características ‘europeas’ que él quiere aprovechar.

“Hay muchos jugadores de Uruguay que juegan en equipos grandes. Nadie juega en el Real Madrid si pierde la pelota, nadie juega en el Paris Saint-Germain si pierde la pelota con frecuencia, lo mismo en el Liverpool. Nadie sale campeón de Italia y le podría hacer un ejemplo de cada uno de los jugadores, por lo cual no es difícil armonizar y lograr que interactúen”, declaró el DT.

Uruguay no se pierde un mundial desde 2006: en esa eliminatoria perdió el repechaje contra Australia. Y ya tiene cupo para 2030, por cuenta de Fifa. Así que esta eliminatoria será la de la construcción del equipo del presente y del futuro. A eso llegó Bielsa.
(Selección Colombia: cómo llega James a estos partidos)

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí