27.3 C
Miami
martes, abril 16, 2024
InicioNoticias"Pandemia de nieve" azota varias ciudades de Alaska con nevadas récord

«Pandemia de nieve» azota varias ciudades de Alaska con nevadas récord

Relacionados

FMI proyecta ligera desaceleración de la economía en Latinoamérica en 2024

Source link CIUDAD DE MÉXICO —  La región de América...

Donald Trump vuelve a la corte en segundo día de juicio en Nueva York

Source link Washington —  Con la presencia del expresidente Donald...

Comienza selección de jurado para juicio contra Donald Trump

Source link Comienza el juicio por supuesto soborno en...

Manifestantes propalestinos bloquean camino hacia aeropuertos y puentes en EEUU

Source link CHICAGO, EEUU —  Manifestantes propalestinos bloquearon caminos en...

Desespero lleva a migrantes a cruzar ilegalmente, según activistas

Source link Mostrar más Mostrar menos Activistas fronterizos denuncian que debido...

Source link

Hasta para los estándares de Alaska, este invierno ha nevado mucho.

Ha caído tanta nieve —hasta ahora más de 2,65 metros (8,7 pies)— que los techos de algunos edificios comerciales están colapsando en varios puntos de Anchorage, y los funcionarios están instando a los habitantes a que saquen sus palas para evitar que les pase algo parecido a sus casas. La tormenta de tres días había arrojado hasta el martes por la mañana casi 43 centímetros (17 pulgadas) más de nieve, con lo que la ciudad más grande de Alaska había superado la marca de los 254 centímetros (100 pulgadas) antes que en ningún otro momento de su historia.

La ciudad se encamina a batir su récord histórico de 342 centímetros (134,5 pulgadas).

Ahora, incluso los residentes de Anchorage, expertos en cuestiones invernales, se están hartando de las calles y aceras llenas de nieve, de palear constantemente y de seis días de clases a distancia como en la época de la pandemia. La ciudad ya está en los libros de récords con las nevadas de este año, el octavo más nevoso con una temporada a la que todavía le falta bastante.

“Es terrible”, dijo Tamera Flores, una maestra de escuela primaria que paleaba su entrada el lunes, con una pila de nieve que superaba su altura. “Es una pandemia de nieve”.

Un hombre usa una pala para quitar la nieve de su techo, el lunes 29 de enero de 2024, en Anchorage, Alaska. Las autoridades han pedido a los habitantes que retiren la nieve de sus techos para que no colapsen.

El año pasado cayeron 274 centímetros (107,9 pulgadas) en Anchorage, por lo que es la segunda vez que la ciudad ha tenido años consecutivos de más de 254 centímetros (100 pulgadas) de nieve desde los inviernos de 1954-1955 y 1955-1956.

Este año, los tejados de tres estructuras comerciales se derrumbaron por el peso de la nieve. El martes no hubo heridos cuando se derrumbó parcialmente el tejado de un cuarto almacén. Los bomberos de Anchorage indicaron en un comunicado que se estaba investigando la causa, pero recordaron a los residentes la importancia de retirar la nieve de los techos. El año pasado se derrumbaron los tejados de 16 edificios y una persona murió en un gimnasio.

La ciudad publicó la semana pasada una guía en la que instaba a los ciudadanos a retirar la nieve de los techos de sus casas. Los funcionarios dijeron que había cargas de nieve de más de 146 kilogramos por metro cuadrado (30 libras por pie cuadrado).

“Es mucho peso”, decía el aviso. Ponía el ejemplo de una casa con 139 metros cuadrados (1.500 pies cuadrados) de techo con 146 kilogramos por metro cuadrado (30 libras por pie cuadrado) de nieve, que estaría soportando unas 20 toneladas (45.000 libras), o “unas 8 camionetas pickup grandes”.

Hasta para los estándares de Alaska, este invierno ha nevado mucho. Un residente usa un quitanieves para despejar el ingreso de su casa, el lunes 29 de enero de 2024, en Anchorage, Alaska.

Hasta para los estándares de Alaska, este invierno ha nevado mucho. Un residente usa un quitanieves para despejar el ingreso de su casa, el lunes 29 de enero de 2024, en Anchorage, Alaska.

Dado que es tan pronto en la temporada, la gente debería pensar en remover la nieve, especialmente si hay signos de deterioro estructural. Por ejemplo, un techo hundido, crujidos, chasquidos u otros ruidos extraños procedentes del techo, que pueden indicar que está sometido a tensión por la nieve; o puertas y ventanas atascadas o pegadas, señal de que la nieve puede estar deformando la estructura de la casa.

Por toda la ciudad han aparecido carteles de empresas que anuncian servicios para retirar la nieve de los techos.

Anchorage no es la única ciudad de Alaska acosada por nevadas casi récord. Juneau, la capital, ha registrado 176,5 centímetros (69,5 pulgadas) de nieve en lo que va de enero. Una tormenta podría dejar caer varios centímetros de nieve antes de que acabe el mes, poniendo al alcance el récord mensual de 191 centímetros (75,2 pulgadas) establecido en 2009, según Andrew Park, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional.

En Anchorage, el cúmulo de nieve ha traído algo de diversión.

La avalancha de nieve de este año llevó a un propietario de Anchorage a erigir un muñeco de nieve de tres niveles de más de 6 metros (20 pies) de altura. Snowzilla (como lo nombró) ha atraído a la gente para tomarse fotos.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí