Cómo la retórica incendiaria de los demócratas ha generado violencia contra los republicanos

¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

TEMAS DE HOY:

'
'

Cómo la retórica incendiaria de los demócratas ha generado violencia contra los republicanos

Este nivel de violencia política contra republicanos es tremendamente preocupante y, lastimosamente, los demócratas no están haciendo nada al respecto

Por Emmanuel Rondón

Miércoles, 16 de noviembre de 2022 a las 23: 20
Miércoles, 16 de noviembre de 2022 a las 23:20

Estados Unidos vive momentos de polarización nunca antes vistos en su historia moderna. Según un estudio de YouGov America, publicado en agosto de 2022, hasta un 66 % de los americanos cree que la tensión política se ha acrecentado desde que Biden asumió la presidencia, a inicios de 2021. Asimismo, la mayoría piensa que la polarización y la tensión irán empeorando y hasta un 43 % cree que una guerra civil podría azotar a Estados Unidos en la próxima década. 

¿Cómo Estados Unidos llegó a esta situación? Depende de a quién le preguntes. Según los medios de comunicación del establishment, la culpa del aumento de la polarización y violencia política recae en el GOP y, sobre todo, en el movimiento MAGA. Durante años el New York Times, CNN o el Washington Post dedicaron artículos de ataque contra Donald Trump culpándolo de “dividir al país” por su “retórica incendiaria”. 

Sin embargo, la polarización política no es un fenómeno nuevo en Estados Unidos. Desde la década pasada, mucho antes de la irrupción política de Trump, diversos estudios mostraban cómo las tensiones entre demócratas y republicanos superaban los registros de décadas pasadas. Entonces, ¿acaso los políticos demócratas no jugaron un rol importante para llegar a este punto? La respuesta es evidente y se demuestra con hechos puntuales de violencia suscitados en los últimos meses. 

El radical discurso de Joe Biden en Filadelfia 

Empezaba septiembre y ya los números de aprobación del presidente eran bajos. En el medio, una crisis inflacionaria, migratoria y de inseguridad que están azotando el bolsillo y la calidad de vida de los americanos. Por ello su discurso, desde el Parque de la Independencia, en Filadelfia, era vital y esperado por el país. ¿Qué decidió hacer Biden? Demonizar a la oposición. 

Desde un entarimado lúgubre, con tétricos colores de fondo, el presidente dijo que el Partido Republicano fue tomado por lo que él llama extremistas MAGA “semi fascistas”, arguyendo que estos son un peligro para la democracia. 

“Donald Trump y los republicanos MAGA representan un extremismo que amenaza los cimientos de nuestra república”, lanzó un Biden visiblemente furioso, con puños apretados y un rostro retador en uno de los discursos más radicales de toda su carrera. 

No pasaron ni tres semanas de este discurso cuando Estados Unidos empezó a vivir las consecuencias de la retórica incendiaria del presidente. El 18 de septiembre, Cayler Ellingson —un joven de 18 años oriundo de Dakota del Norte— fue asesinado por Shannon Brandt, de 41, quien lo atropelló en una SUV. ¿La razón? Brandt pensó que Ellingson era un “extremista” republicano. 

Según una declaración jurada revelada por Fox News, el hombre atropelló a Ellingson porque se sintió “amenazado” tras una discusión sobre política que hubo entre los dos. Tras el encontronazo, Brandt tomó su auto, vio a Ellingson por la calle y lo atropelló porque supuestamente pensó que el chico estaba llamando a sus amigos republicanos para atacarlo.

Antes del fatídico ataque, Ellingson alcanzó a avisarle a su madre que lo estaban persiguiendo. Fue la última vez que habló con ella. 

Decir que Biden es el responsable directo de este ataque, que tuvo claras motivaciones políticas, no es certero, pero que haya ocurrido apenas semanas después de que llamó fascistas y enemigos del país a millones de americanos conservadores es una demostración de cómo el discurso incendiario y la demonización de la oposición puede cobrarse vidas inocentes. 

Tristemente, pocos medios de comunicación se hicieron eco del caso de Ellingson, además de los conservadores. Algunos diarios de alcance nacional, como The Washington Post, llegaron a publicar reportes donde ignoraron detalles importantes de la noticia; como por ejemplo, que Brandt atropelló al joven por ser un “extremista republicano”. 

Americano Media pudo constatar que el artículo, titulado originalmente ‘ND driver claims political argument preceded teen’s death’ (“Un conductor de ND afirma que una discusión política precedió a la muerte de un adolescente”), desapareció de la web del WaPo. Y ya no hay rastro de ningún artículo que mencione este caso. 

La fuente original del reporte eliminado por WaPo parece ser un cable de agencia distribuido por AP, que no menciona las palabras “republicano” o “grupo extremista” en su reporte publicado el 21 de septiembre. 

En Florida la retórica “Anti-MAGA” también generó violencia

El presidente Joe Biden no es el único demócrata que demonizó verbalmente a la oposición ante el país. El candidato a la gobernación de Florida, Charlie Crist, quien antes era republicano y ahora se convirtió en un líder progresista del Sunshine State, atacó a los simpatizantes del gobernador Ron DeSantis porque tienen “odio en su corazón” y por ello no quería sus votos. 

"Aquellos que apoyan a DeSantis deberían quedarse con él y votar por él y no quiero tu voto. Si tienes ese odio en tu corazón, mantenlo ahí", dijo Crist el pasado 24 de agosto, en otro polémico y divisivo mensaje demócrata. 

Desafortunadamente, en Florida también hubo un ataque motivado políticamente, en este caso contra un ‘canvasser’ del senador Marco Rubio que había entrado al vecindario de Hialeah (de mayoría demócrata) para repartir volantes. 

El canvasser llevaba una camiseta de campaña de Rubio y una gorra del gobernador DeSantis, por lo que fue, primero, amenazado y después brutalmente atacado. La denuncia y las imágenes son aterradoras. 

Este nivel de violencia política contra republicanos es tremendamente preocupante y, lastimosamente, los medios liberales y los demócratas no están haciendo nada al respecto. Al contrario, lejos de ayudar a bajar los decibeles y las tensiones, colaboran para aumentar la polarización política con retórica incendiaria. 

Emmanuel Rondón

Periodista y editor de Americano Media. Especializado en política americana, análisis de medios y deportes. 

Emmanuel Rondón

Periodista y editor de Americano Media. Especializado en política americana, análisis de medios y deportes.