Fuga de laboratorio originó el COVID-19: esto dice el último informe que apunta contra China por la pandemia

¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

TEMAS DE HOY:

'
'

Fuga de laboratorio originó el COVID-19: esto dice el último informe que apunta contra China por la pandemia

Un informe exclusivo del Wall Street Journal detalló que el Departamento de Energía (DOE) se unió al FBI y determinaron que "muy probablemente" el COVID-19 surgió de una fuga de laboratorio en China.

Por Emmanuel Rondón

Lunes, 27 de febrero de 2023 a las 10: 38
Lunes, 27 de febrero de 2023 a las 10:38
Imagen tomada el 21 de mayo de 2019 que muestra a un hombre mientras trabaja en un laboratorio de investigación en Lianyungang (China). EFE

La teoría del accidente de laboratorio como origen de la pandemia del COVID-19 sigue tomando fuerza entre los expertos y las agencias federales de Estados Unidos. 

El domingo por la noche The Wall Street Journal (WSJ) reportó en exclusiva que "muy probablemente" el COVID-19 se originó en un laboratorio chino, de acuerdo con un reciente informe del Departamento de Energía (DOE) que aún no ha sido divulgado al público. 

Según el WSJ, el DOE se unió al FBI para apuntar contra China por el inicio de la pandemia. Sin embargo, otras cuatro agencias y un panel nacional de inteligencia siguen decantándose por la hipótesis de una transmisión natural. 

Entretanto, otras dos agencias, entre ellas la CIA y otra cuyo nombre no fue revelado, permanecen indecisas sobre cuál opción sobre el origen de la pandemia es la más plausible. 

El reciente informe del DOE revelado por el WSJ, que fue compartido con la Casa Blanca y miembros clave del Congreso, llega en medio de un fuerte debate de la comunidad científica para determinar dónde y cómo se originó la pandemia. 

Según el WSJ, aunque el FBI y el DOE coinciden en que el COVID-19 se generó probablemente en un accidente de laboratorio en China, ambas agencias llegaron a esa conclusión por diferentes razones (confidenciales hasta el momento) y con juicios también distintos, pues el propio DOE dice que su juicio es de "confianza baja" mientras que el FBI atribuye "confianza moderada" a su informe que data del 2021. 

"La conclusión del Departamento de Energía es el resultado de nuevos datos de inteligencia y es significativa porque la agencia tiene una considerable experiencia científica y supervisa una red de laboratorios nacionales de EE.UU., algunos de los cuales llevan a cabo investigación biológica avanzada", apuntó el WSJ en su exclusiva que ahora es replicada por los principales medios internacionales. 

Así como el DOE admite que su informe es de "baja confianza", las cuatro agencias que afirman que la transmisión natural es el origen del COVID-19 mantienen esa misma categoría para sus informes, lo que pone en evidencia que aún se está muy lejos de llegar a la verdad sobre el origen de la pandemia.

El nuevo informe del DOE también provocó la reacción de Pekín, que tachó de "difamación" la teoría de fuga de laboratorio. 

"El rastreo de los orígenes del COVID es una cuestión científica y no se debe politizar. Las partes implicadas deben dejar de inflar la teoría de las fugas de laboratorio y de difamar a China", afirmó la portavoz de Exteriores Mao Ning en rueda de prensa.

El embajador de Estados Unidos en China, Nicholas Burns, respondió al gigante asiático pidiendo más "más honestidad sobre lo que sucedió en Wuhan con el origen de la crisis del COVID-19". 

El régimen chino se ha negado sistemáticamente a dejar que de la Organización Mundial de Salud o investigadores independientes lleven adelante pesquisas en Wuhan para intentar determinar el origen del virus. 

Desde casi el inicio de la pandemia el expresidente Donald Trump apuntó contra China por el origen del virus, aunque en ese momento la comunidad científica, los expertos y los principales medios de comunicación tacharon de "conspiración" la hipótesis de fuga de laboratorio, decantándose por la transmisión natural. 

A medida que pasaba el tiempo y no se conseguía ese primer huésped para comprobar la teoría natural, la hipótesis de la fuga de laboratorio dejó de ser una "conspiración" y se empezó a considerar una teoría "plausible", con diversos informes de expertos señalando al Instituto de Virología de Wuhan (WIV) como el sitio más probable donde se pudo originar la pandemia. 

David Relman, microbiólogo de la Universidad de Stanford que ha abogado por una investigación no partidista y política de los inicios de la pandemia, dijo al WSJ que los nuevos apuntes del DOE son positivos.

"Enhorabuena a quienes están dispuestos a dejar de lado sus ideas preconcebidas y reexaminar objetivamente lo que sabemos y lo que no sabemos sobre los orígenes del COVID", dijo el Dr. Relman. "Mi petición es que no aceptemos una respuesta incompleta ni nos rindamos por conveniencia política".

Emmanuel Rondón

Periodista y editor de Americano Media. Especializado en política americana, análisis de medios y deportes. 

Emmanuel Rondón

Periodista y editor de Americano Media. Especializado en política americana, análisis de medios y deportes.