22.3 C
Miami
viernes, abril 19, 2024
InicioNoticias¿Por qué los helicópteros del Ejército de EEUU llevan nombres de tribus...

¿Por qué los helicópteros del Ejército de EEUU llevan nombres de tribus nativo americanas?

Relacionados

Familia Kennedy respalda a Biden en intento de hundir candidatura de RFK Jr.

Source link FILADELFIA, Pensilvania, EEEUU —  El presidente estadounidense Joe...

Congreso de EEUU votará paquetes de ayuda para Israel y Ucrania

Source link El presidente de la Cámara Baja, Mike...

Corte de La Haya convoca a audiencias en el caso de México contra Ecuador

Source link CIUDAD DE MÉXICO —  La Corte Internacional de...

Nueva York busca evitar comercio ambulante sin permisos

Source link Mostrar más Mostrar menos Migrantes que buscan ganarse la...

Source link

Apache, Lakota, Chinook, Iroqueses. Estas no son sólo tribus nativas de Norteamérica que alguna vez lucharon por sus tierras contra el Ejército estadounidense. También son los nombres de los helicópteros del ejército de Estados Unidos.

Se cree que la convención de nombrar a los helicópteros en honor a los pueblos indígenas de Estados Unidos se remonta a 1947. Según se informa, el general del ejército Hamilton Howze no estaba entusiasmado con Hoverfly y Dragonfly, los nombres de los dos primeros helicópteros del ejército, y ordenó algunos cambios.

«Quería ponerles el nombre de algo que se moviera rápidamente, que militarmente fuera fuerte y que tuviera algún tipo de conexión con la historia militar estadounidense», explica David Silbey, historiador militar de la Universidad de Cornell. “Y pensó en los guerreros nativos americanos del siglo XIX: los apaches, los lakota y toda esa gente. Y así comenzó la tradición de nombrar los helicópteros del ejército en honor a las tribus nativas americanas”.

Un grupo de helicópteros UH-72 Lakota se preparan para aterrizar en Sheridan Barracks en Garmisch-Partenkirchen, Alemania, el 1 de abril de 2020.

Un reglamento del Ejército, creado en 1969, codificó este protocolo de denominación. La Oficina de Asuntos Indígenas debía proporcionar sugerencias de nombres. Silbey dice que las regulaciones de denominación requeridas ya no existen, pero ciertas tradiciones militares de denominación han continuado.

Por ejemplo, el helicóptero Lakota recibió su nombre en 2012 en honor a la tribu Lakota de la Gran Nación Sioux en Dakota del Norte y del Sur. Ese mismo año, los ancianos Lakota bendijeron dos de estos helicópteros en la Reserva Standing Rock en Dakota del Norte.

«Creo que la idea de nombrar armas, barcos y aviones es buena como forma de invocar la historia, la tradición y el espíritu militar», afirma Silbey. “Es una forma de invocar la larga historia de Estados Unidos y su ejército. Y a veces incluso incluye a las personas contra las que estábamos luchando y con quienes ahora hemos llegado a un acuerdo, como es el caso de los helicópteros del Ejército”.

Desde la Segunda Guerra Mundial, los tanques del ejército llevan el nombre de generales. Está el tanque Sherman, que lleva el nombre del general de la Guerra Civil William Tecumseh Sherman, y el tanque Abrams, que lleva el nombre del general Creighton W. Abrams de la era de Vietnam.

Un tanque M1A2 Abrams asignado al 98.º Regimiento de Caballería dispara un proyectil a un objetivo durante una calificación de fuego real en el Complejo de Campo de Propósitos Múltiples de Udairi, Kuwait, agosto de 2023.

Un tanque M1A2 Abrams asignado al 98.º Regimiento de Caballería dispara un proyectil a un objetivo durante una calificación de fuego real en el Complejo de Campo de Propósitos Múltiples de Udairi, Kuwait, agosto de 2023.

Dos misiles del ejército que llevan nombres de serpientes venenosas son el Titán y el Sidewinder.

“La (serpiente) sidewinder en realidad tiene la capacidad de sentir el calor infrarrojo. Hay algo en su hocico que siente el calor y así es como apunta a su presa”, dice Silbey. “Y así es como se guía el misil: se centra en el calor infrarrojo de un motor a reacción. Entonces, en el nombre hay esa pequeña y agradable conexión real con la naturaleza”.

Pero otros misiles del Ejército se denominan Falcon, Sparrow y Harpoon, lo que resalta cómo los protocolos de nominación militares a veces pueden estar por todos lados.

Por inconsistentes que sean, algunas tradiciones de nombres continúan en todo el ejército estadounidense, según Silbey. El secretario de cada servicio, ya sea la Infantería de Marina, la Fuerza Aérea, el Ejército o la Armada, tiene la última palabra a la hora de nombrar los equipos y las armas.

Un informe del Servicio de Investigación del Congreso describe cómo ha evolucionado con el tiempo la denominación de los buques de la Armada.

“Los submarinos de ataque, por ejemplo, alguna vez recibieron nombres de peces, luego de ciudades y más recientemente (en la mayoría de los casos) de estados, mientras que los cruceros alguna vez recibieron nombres de ciudades, luego de estados y, más recientemente, de batallas”, escribe el informe, bajo la autoría de Ronald O’Rourke, especialista en asuntos navales.

“Los nombres de los estados, para citar otro ejemplo, alguna vez fueron dados a los acorazados, luego a los cruceros de propulsión nuclear y a los submarinos con misiles balísticos, y más recientemente, en la mayoría de los casos, a submarinos de ataque de la clase Virginia”.

El portaaviones USS Dwight D. Eisenhower es visto en el Estrecho de Ormuz, entre el Golfo Pérsico y el Golfo de Omán, 14 de diciembre de 2023.

El portaaviones USS Dwight D. Eisenhower es visto en el Estrecho de Ormuz, entre el Golfo Pérsico y el Golfo de Omán, 14 de diciembre de 2023.

Estados Unidos ya no construye acorazados, pero cuando lo hizo, los buques llevaban nombres de estados estadounidenses. Y durante más de 200 años, siempre ha habido un barco de la Armada en la flota llamado USS Enterprise.

De los 15 portaaviones nombrados más recientemente por la Marina, dos llevan el nombre de miembros del Congreso y 10 llevan el nombre de presidentes anteriores, escribe O’Rourke en el informe. Pero ninguno de ellos llevaba el nombre de presidentes demócratas.

“El último presidente demócrata que tuvo un portaaviones con su nombre fue el John F. Kennedy. No existe Barack Obama. No existe ningún Bill Clinton. No existe ningún Jimmy Carter. No existe Lyndon Johnson”, dice Silbey. “Hay un Ronald Reagan, un George H.W. Bush. … Se está volviendo un poco obvio que no les están poniendo el nombre de presidentes demócratas”.

Hay algunos nombres que pueden salir terriblemente mal. Silbey señala los barcos de la Segunda Guerra Mundial diseñados para transportar municiones y explosivos. Muchos llevaban nombres de volcanes y uno de ellos explotó en 1944 y murieron 400 personas.

«Creo que una forma en la que los militares se han equivocado al nombrar convenciones ha sido esa tendencia a nombrar las cosas en honor a generales, figuras políticas o victorias confederadas», dice Silbey. “Los confederados fueron traidores a Estados Unidos, traidores al ejército de Estados Unidos, y nombraron un arma militar, una instalación, un barco o un avión en honor a alguien como Robert E. Lee, quien traicionó a su país. Y, es/fue la elección equivocada. Y me alegro de que lo estén arreglando”.

El Ejército ha cambiado el nombre de varias bases que inicialmente llevaban nombres de confederados.

La rama más nueva del ejército, la Fuerza Espacial, que tiene la tarea de lanzar operaciones militares en el espacio exterior, aún no ha nombrado ningún equipo. Sin embargo, a los miembros de esa rama de las fuerzas armadas de la nación actualmente se les llama «guardianes».

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí