30.9 C
Miami
jueves, julio 25, 2024
InicioDeportes¿Qué hacer y qué no tras una artroscopia de rodilla?

¿Qué hacer y qué no tras una artroscopia de rodilla?

Relacionados

Crecimiento económico de EEUU recupera impulso en segundo trimestre; inflación se ralentiza

Source link WASHINGTON —  La economía estadounidense creció más rápido...

de la euforia a la incertidumbre

Source link CIUDAD DE MÉXICO —  México ha pasado de...

Prisión y pagos de multa a pieza clave del mayor caso de infiltración del narcotráfico en Ecuador

Source link QUITO —  La justicia ecuatoriana sentenció el miércoles...

oposición anuncia que sus testigos de mesa electorales fueron acreditados “en su totalidad”

Source link Caracas —  La coalición opositora representada por el...

Source link


24/09/2023 a las 20:00

CEST


En los primeros días los traumatólogos recomiendan que el paciente guarde reposo relativo, limite la carga de peso y se ayude de dos muletas al caminar.

Una de las técnicas quirúrgicas más utilizadas es la artroscopia. Es un procedimiento mínimamente invasivo que no provoca prácticamente dolor y permite una recuperación mucho más rápida. 

Básicamente consiste en la introducción a través de una pequeña incisión (1 centímetro) de una guía dotada de una cámara. En un principio esta técnica se utilizaba solo como un método diagnóstico para observar el estado de la articulación, pero ahora, en el mismo acto se puede tratar también la lesión que se detecte. 

Aunque se utiliza en muchas localizaciones de la anatomía su uso cuando hay problemas en las rodillas es muy habitual. Pero, a pesar de ser una intervención muy sencilla, para lograr la recuperación completa de la articulación de la rodilla tras la realización de una artroscopia los especialistas del servicio de Traumatología del Hospital Quirónsalud Bizkaia explican qué favorece la recuperación y qué es mejor evitar tras esta cirugía.

¿Qué hacer tras una artroscopia?

«Como recomendación general conviene que el paciente guarde reposo relativo, limite la carga de peso y se ayude de dos muletas al caminar. Durante un par de días la rodilla estará vendada y posteriormente podrá sustituir el vendaje por una media de compresión suave que llevará durante el día, señala el traumatólogo José Salcedo.

Pero los traumatólogos se enfrentan a muchas preguntas de los pacientes tras realizar esta intervención, cuestiones como si se puede mojar la herida, si deben ponerse frio o claro en la articulación. 

Respecto a estas cuestiones tan básicas los reumatólogos del hospital vizcaíno aclaran que, respecto a la ducha, el paciente puede hacerlo sin problema, “la clave es secar posteriormente la herida, aplicar un antiséptico (yodo, clorhexidina, etc.) y tapar con apósito o tirita”. 

En cuanto a la aplicación de frío o calor, los especialistas señalan que lo mejor es aplicar frío, sobre todo tras la realización de ejercicios de recuperación. 

En los primeros días los traumatólogos recomiendan que el paciente guarde reposo relativo.

|

Ejercicios más indicados para recuperarse de una artroscopia

Como el reposo que hay que hacer tras la intervención debe ser relativo, pueden surgir dudas sobre que movimientos si podemos hacer de forma segura. Los reumatólogos vascos indican una serie de ejercicios de rodilla: 

  • Levantar la pierna estirada hasta un palmo del suelo y mantener 5 segundos.
  • Doblar la pierna todo lo que le permitan las molestias, “salvo que se le haya realizado una sutura meniscal en cuyo caso solo doblará hasta formar un ángulo recto con la rodilla”, advierten los expertos
  • Apretar la parte de atrás de la rodilla contra el suelo a la vez que flexiona el tobillo todo lo posible durante 5 segundos

De cada uno de estos ejercicios se deben hacer 10 repeticiones 3 veces al día. 

Además de los ejercicios, el paciente debe tener en cuenta que tendrá que ponerse inyecciones diarias de anticoagulante (heparina) “durante 10 días para evitar la formación de trombos en las piernas, salvo en los menores de 15 años”, indica el doctor Salcedo. 

No suele ser necesaria más medicación, “lo habitual es que los antibióticos no sean necesarios porque se trata de una cirugía limpia».

Por último, la retirada de puntos o grapas «suele ser a los 10-14 días tras la cirugía; tras esto el paciente puede progresivamente retirar una de las muletas y la media de compresión si la pierna no se inflama» indica el jefe de servicio.

Rehabilitación y vuelta a la actividad deportiva

Otra de las cuestiones que un paciente se puede plantear si se va a someter a una artroscopia de rodilla es si necesitará realizar rehabilitación. Pues bien, desde el servicio de Traumatología señalan que «normalmente no es necesario hacer rehabilitación, pero si la evolución es lenta podemos recurrir a ella». 

Por último, está la cuestión de cómo retomar la actividad física que se realizaba antes de la intervención. Sobre este asunto, desde los traumatólogos del Quirónsalud Bizkaia ofrecen algunas pautas:

  • Una vez retirados los puntos o grapas, la recomendación es que durante el primer mes se comience con una actividad suave (caminar, bicicleta, natación…).
  • “A partir del mes y medio, si el paciente se encuentra bien, puede incrementar el esfuerzo, trotar suave, y si se le realizó una sutura meniscal aumentar la flexión”.
  • Por último, los especialistas insisten en que se deben evitar los deportes de contacto (fútbol, baloncesto…) y pivote sobre la pierna operada (tenis, trail…) hasta cumplir 3 meses de la cirugía.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí