29.3 C
Miami
sábado, abril 20, 2024
InicioNoticiassecretario de Defensa Austin recibe tratamiento por cáncer de próstata

secretario de Defensa Austin recibe tratamiento por cáncer de próstata

Relacionados

Senado de EEUU reautoriza un programa de vigilancia clave tras expirar el plazo

Source link WASHINGTON —  Después de que el plazo expirase...

Luis Fernando Velasco, ministro del Interior colombiano

Source link BOGOTÁ —  El ministro del Interior de Colombia,...

Hombre se inmola afuera del tribunal del juicio a Donald Trump

Source link Mostrar más Mostrar menos Un hombre identificado como Maxwell...

Nicaragua acusa a Washington de avivar las protestas de 2018, EEUU rechaza dicha “narrativa”

Source link SAN JOSÉ, WASHINGTON —  Nicaragua acusó a Washington...

Source link

El Pentágono reconoció el martes que el secretario de Defensa, Lloyd Austin, fue tratado por cáncer de próstata y que su reciente hospitalización fue el resultado de complicaciones de una infección del tracto urinario después de su prostatectomía.

«Su infección está eliminada. Continúa progresando y anticipamos una recuperación completa, aunque este puede ser un proceso lento», dijo el secretario de prensa del Pentágono, el general de división Pat Ryder, a los periodistas el martes en el Pentágono.

Austin no le dijo al presidente Joe Biden sobre su cáncer hasta el martes por la mañana, más de dos semanas después de su procedimiento a fines de diciembre y ocho días desde que fue trasladado de urgencia al hospital el día de Año Nuevo, dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby.

Austin transfirió sus facultades a su adjunto el 2 de enero sin explicación, algo que el Pentágono dice que puede suceder por una variedad de razones de rutina. El equipo de Austin no notificó a Biden ni a la subsecretaria de Defensa, Kathleen Hicks, sobre la hospitalización de Austin durante tres días, y el Pentágono no informó al público que Austin estuvo en el hospital durante cuatro días.

Ryder dio una sesión informativa regular al cuerpo de prensa del Pentágono el mismo día en que Hicks fue notificado de la hospitalización, pero no mencionó que Austin estaba enfermo y en el hospital.

«Reconocemos que tenemos que hacer un mejor trabajo en términos de puntualidad y transparencia cuando se trata especialmente de la salud del secretario, y nuevamente, estamos comprometidos a asegurarnos de que no volvamos a hacer esto y que hagamos un mejor trabajo la próxima vez», dijo Ryder en respuesta a una pregunta de la Voz de América el martes.

Un comunicado sobre el procedimiento, las complicaciones y la recuperación de Austin por parte de funcionarios del Centro Médico Militar Nacional Walter Reed dijo que Austin estaba experimentando náuseas con dolor abdominal, de cadera y de piernas cuando fue trasladado de urgencia al hospital el 1 de enero. El líquido abdominal se había acumulado y estaba afectando la función de su intestino delgado, una complicación que, según los médicos, se remedió drenando su estómago a través de un tubo nasal.

«Su cáncer de próstata fue detectado temprano, y su pronóstico es excelente», dijeron el Dr. John Maddox y el Dr. Gregory Chesnut en el comunicado.

«El cáncer de próstata es la causa más común de cáncer entre los hombres estadounidenses, y afecta a 1 de cada 8 hombres, y a 1 de cada 6 hombres afroamericanos, a lo largo de su vida», añadieron.

El comunicado fue emitido un día después de que tanto la Casa Blanca como el Pentágono dijeran que estaban revisando las circunstancias que rodearon la hospitalización de Austin la semana pasada y la falta de notificación a los funcionarios de la Casa Blanca de que Austin había transferido autoridad a su adjunto.

Un memorando del Pentágono publicado el lunes por la noche dijo que el Departamento de Defensa llevaría a cabo una revisión de 30 días, incluida la cronología de los eventos y las notificaciones desde la hospitalización de Austin, el proceso para determinar cuándo el secretario no puede desempeñar sus funciones y recomendaciones para mejorar el proceso de notificación a los líderes de alto rango.

«Esta revisión ayudará a garantizar la claridad y la transparencia cuando se haya determinado que se han transferido ciertas autoridades, y que se haya notificado de manera adecuada y oportuna al presidente y a la Casa Blanca y, según corresponda, al Congreso de Estados Unidos y al público estadounidense», dijo la jefa de gabinete de Austin, Kelly Magsamen, en el memorando.

Por ahora, cualquier transferencia de autoridad activará notificaciones a una gama más amplia de funcionarios, incluido el asesor general del Pentágono, el presidente y vicepresidente del Estado Mayor Conjunto, los comandantes combatientes, los secretarios de servicio, los jefes de personal de servicio, la Sala de Situación de la Casa Blanca y el personal superior del secretario y el subsecretario de Defensa.

Austin, justo por debajo de Biden en la cima de la cadena de mando de las fuerzas armadas de Estados Unidos, desarrolló complicaciones de lo que se ha descrito como un procedimiento médico electivo al que se sometió el 22 de diciembre.

Ryder dijo que en «ningún momento estuvo en peligro la seguridad nacional» debido a la hospitalización de Austin, aunque sus funciones fueron transferidas a Hicks durante parte de su hospitalización.

Austin ya no está en la unidad de cuidados intensivos, pero permanece en Walter Reed.

Austin, de 70 años, dijo el sábado que asumía «toda la responsabilidad» por el secretismo sobre su hospitalización.

Pero los principales republicanos, incluido el expresidente Donald Trump, el principal candidato presidencial republicano de 2024 que se enfrentará a Biden en las elecciones presidenciales de noviembre, pidieron la destitución de Austin.

Austin debería ser despedido por su «conducta profesional inapropiada y negligencia en el cumplimiento del deber», dijo Trump.

«Ha estado desaparecido durante una semana, y nadie, incluido su jefe, Crooked Joe Biden, tenía idea de dónde estaba o podría estar», escribió Trump en Truth Social.

La representante republicana Elise Stefanik también pidió la destitución de Austin y dijo en un comunicado: «Debe haber una rendición de cuentas completa, comenzando con la renuncia inmediata del secretario Austin y de aquellos que mintieron por él y una investigación del Congreso sobre este peligroso abandono del deber».

A pesar de que algunos legisladores republicanos ahora piden la renuncia de Austin, Ryder dijo a los periodistas que Austin no planea renunciar, y que la Casa Blanca ha expresado plena confianza en el secretario de Defensa.

Los deberes de Austin requieren que esté disponible en cualquier momento para responder a cualquier crisis militar o de seguridad nacional.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí