25.4 C
Miami
sábado, junio 15, 2024
InicioLatinoaméricaviolencia, ‘narcomantas’ y mujeres disputan estado de Morelos

violencia, ‘narcomantas’ y mujeres disputan estado de Morelos

Relacionados

Depto. Justicia EEUU no presentará cargos de desacato contra su secretario Merrick Garland

Source link WASHINGTON —  El Departamento de Justicia de Estados...

Cumbre del G7 aborda la migración global

Source link Mostrar más Mostrar menos Los líderes del G7 abordaron...

Source link

“Sufrimos violencia todos los días. Nos meten miedo, nos meten amenazas, pero no nos van a intimidar, estamos más fuertes que nunca”, dice Gabriela Gorostieta o Gaby Goros, como se presenta ante sus seguidores. La joven candidata de 25 años postula como diputada nacional por el Partido Acción Nacional (PAN) en el estado mexicano de Morelos y conoce de cerca la violencia electoral.

El 11 de abril atentaron contra su casa de campaña y asesinaron a balazos a su tío, Teodoro Gorostieta quien la ayudaba con el pintado de murales y la coordinación de la propaganda. “Yo lo había visto unos 40 minutos antes de que lo mataran y policías, estaban patrullando esa zona”, recuerda Gabriela, y aunque las investigaciones siguen en curso ella atribuye el hecho al crimen organizado.

Durante la visita que realizó la Voz de América a Morelos pudo constatar la escolta de la Guardia Nacional como mecanismo de seguridad para la candidata Gorostieta, un protocolo que el Instituto Nacional Electoral (INE) habilita, previa comprobación de que existe una amenaza y luego de una entrevista con el o la solicitante.

Gabriela Gorostieta, diputada nacional por el Partido Acción Nacional (PAN) en el estado de Morelos.

Aunque en algunos casos la protección llega demasiado tarde. Sucedió con la candidata a la Alcaldía por el partido oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Gisela Gaytán, quien fue asesinada durante un acto de campaña a plena luz del día en Celaya, estado de Guanajuato, el 1 de abril.

Tras la muerte de Gaytán, el presidente Andrés Manuel López Obrador instó a las autoridades locales a coordinar con el gobierno la protección a los candidatos y afirmó que la responsabilidad por su seguridad no es sólo del Ejecutivo. Pero también aprovechó su habitual conferencia mañanera para anunciar que al cierre del periodo electoral probará, en un informe, que durante el sexenio de Felipe Calderón murieron asesinados más periodistas y candidatos.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana informó, la semana pasada, que son 487 candidatos los que actualmente cuentan con protección.

Narcomensajes

Muchos de estos ataques son sorpresivos, pero también están aquellos que se van alertando a través de las denominadas ‘narcomantas’, telones de gran tamaño colocados en lugares estratégicos y con mensajes intimidantes.

Los grupos criminales están detrás de estas amenazas, que de alguna manera se han normalizado y cumplen a cabalidad el objetivo de sembrar terror en la sociedad civil.

Un caso particular que se recuerda en Morelos fue el de principios de este año cuando el regidor panista de Cuautla, Giovanni Lezama, fue asesinado en un gimnasio por sujetos armados que lograron darse a la fuga. Él había sido señalado en las ‘narcomantas’.

Estos carteles que también son utilizados para amenazas entre los mismos grupos criminales se colocan en puentes peatonales, iglesias e incluso en las fachadas de escuelas, provocando que incluso algunas decidan suspender sus actividades escolares, como relata Guillermo Hinojosa, periodista de Morelos. “Hay mucho pánico en la ciudadanía en este momento, la violencia en los últimos días se ha incrementado y temo que pueda ser peor cerca a las elecciones”, dice.

Algunas fuentes indican que el origen de las ‘narcomantas’ data de los años 80 y están relacionadas a la familia Michoacana. Pero muchas células delictivas han asumido este método y en Morelos particularmente “Guerreros Unidos” y “Los Tepitos”, aunque las investigaciones oficiales no han determinado autorías específicas.

Violencia que se respira en las calles

La Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) identificó a 16 grupos criminales que se disputan el territorio y han generado un incremento desbordado de violencia. Morelos se ha consolidado en un corredor estratégico para las actividades ilícitas, y además, según Goros esto se produce bajo permisibilidad e incluso en complicidad de las autoridades.

“El crimen organizado está muy coludido en el municipio porque ellos (los narcos) les pagan una nómina a los policías”, explica la candidata haciendo referencia también a las malas condiciones con las que trabajan las fuerzas del orden debido a la baja inversión en temas de seguridad, y que las vuelve corruptibles.

“Los meros policías son los halcones de los criminales”, añade.

Asesinatos, secuestros, atentados, amenazas. En esta entidad federativa de casi dos millones de habitantes la crisis de seguridad ha opacado el potencial turístico que tenía hace años. Hoy la denominación de «uno de los estados más violentos de México» es la etiqueta con la que se muestra al mundo. Ocupa el segundo lugar en asesinatos y lidera el ránking de secuestros por cada 100.000 habitantes entre los 32 estados.

Como relata a la VOA la periodista independiente, Estrella Pedroza, más allá de lo político están los ataques directos a la población. “Por ejemplo en Cuautla viven prácticamente todos amenazados, los comerciantes, los tortilleros, los carniceros, la señora que vende hamburguesas en la esquina. En el sector cañero incluso ya asesinaron a un aspirante a candidato, a ellos les pidieron unos 50.000 pesos por camión como extorsión.

«Y esto lo sabemos a través del obispo de Cuernavaca y también porque me ha tocado hacer investigación en esa zona. La gente tiene mucho miedo, no quiere hablar”, afirma. Comenta que incluso niños y adolescentes pasan a formar parte de organizaciones criminales y toman decisiones en un contexto de alta vulnerabilidad en el que sienten que han sido abandonados.

El periodismo y el riesgo constante

El 27 de abril, el comunicador y creador de contenidos, Roberto Figueroa fue encontrado sin vida en un vehículo en la población de Coajomulco en Huitzilac, Morelos, solo horas después de haber sido secuestrado cuando llevaba a sus hijas a las escuela. Su familia, pagó un rescate, pero eso no impidió el fatal desenlace.

Figueroa era crítico del gobernador Cuauhtémoc Blanco –actualmente con licencia–, y generaba contenido político evidenciando la crisis de seguridad de Morelos.

Su asesinato causó gran impacto en el gremio periodístico. “Estamos muy preocupados después de lo que sucedió con nuestro compañero Roberto Carlos Figueroa, ya tuvimos reuniones para activar protocolos de protección para los periodistas y que también se apoye a sus hijos. Pero siento que estamos en medio de dos juegos con mucha vulnerabilidad”.

Para la periodista Estrella Pedroza el mecanismo de protección a personas defensoras y periodistas no funciona a cabalidad porque “este protocolo está integrado muchas veces por los mismos violentadores».

«Quienes atentan contra la libertad de expresión y el ejercicio periodístico son servidores públicos del Tribunal Supremo de Justicia, del gobierno del Estado, de la Comisión de Seguridad Pública y evidentemente no funciona y también hay que decirlo, periodistas que están ahí como representantes del gremio tienen sus convenios con el Estado y juega para ese lado, ellos mismos filtran información. Es decir, todo está muy descompuesto”, advierte.

México es uno de los países más peligrosos para ejercer el trabajo de prensa.

En 2023 se registraron 561 agresiones, incluyendo asesinatos y desapariciones. En promedio, un ataque cada 16 horas, según la organización Artículo 19. El 2022 se sigue manteniendo como el año más sangriento en México, con 17 reporteros asesinados.

Elecciones en cuenta regresiva

Según el reporte de organizaciones que hacen seguimiento a la violencia política, se han registrado una treintena de asesinados a candidatos en este proceso electoral. Las cifras puede variar porque muchos de los hechos no se denuncias a las instancias competentes y solo quedan como registros en medios de comunicación, dando paso también a la impunidad. La organización Impunidad Cero, indica que en México no se denuncian el 94 % de los delitos y las autoridades resuelven menos del 1 %.

El miedo es una realidad que se percibe en las calles y puede ser determinante el 2 de junio, día en el que unos 97 millones de mexicanos renovarán 20.000 cargos de elección popular, entre ellos la Presidencia que se definirá entre la oficialista Claudia Sheinbaum y la opositora Xóchitl Gálvez.

En entrevista con la VOA, la presidenta de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, María Amparo Casar dejó en claro lo que se juega el país en los próximos comicios.

“Yo no querría ni que Xóchitl Gálvez ni que Claudia Sheinbaum llegaran con esa concentración de poderes para el Ejecutivo que está propuesto en las reformas de Andrés Manuel López Obrador y se discutirán a partir del primero de septiembre (…) No sabemos de qué manera concluyan esas elecciones, pero lo que se juega en México es un proyecto que construya y siga avanzando en la democracia y otro que continúa el procesos de debilitamiento de la democracia”, dice.

Morelos es una de las ocho entidades que definirán localmente a su próximo gobernador, además de 20 integrantes del Congreso y 36 ayuntamientos.

Serán unas elecciones históricas porque las agrupaciones y partidos políticos apostaron por mujeres para la disputa del poder:

– Lucy Mesa, candidata de la coalición Dignidad y Seguridad por Morelos, junto al PRI, PAN y PRD.

Margarita Gonzáles de la alianza Sigamos Haciendo Historia en Morelos, junto a Morena, PT y PVEM.

Jessica Ortega del Movimiento Ciudadano.

La mayor disputa está entre las dos primeras, aunque de acuerdo a algunas encuestas recientes Margarita Gonzales llevaría la ventaja. De concretarse esta preferencia, Morelos mantendría al mismo partido político en el poder.

“Esta es la primera ocasión que en Morelos habrá una mujer gobernadora, porque las tres candidatas son mujeres, pero es importante entender que la violencia política por razón de género está a la orden del día. Y lamentablemente a veces y hasta las propias candidatas, la propician. No les estoy echando la culpa, pero como ellas mismas se descalifican entre sí, eso también es aprovechado por quienes hacen la guerra sucia”, explica la periodista Pedroza.

No hay condiciones para las mujeres que quieren participar en la política, dice Gaby Goros, que luego del atentado y el asesinato de su tío se replanteó su carrera electoral junto a su familia, pero decidió seguir. “El riesgo ya lo corremos, ahora queremos levantar la voz”.

Los próximos comicios ya han sido considerados los más violentos de la historia de México.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí