24.5 C
Miami
martes, abril 23, 2024
InicioLatinoamérica¿Qué sucede en Haití? ¿Recibirá la fuerza internacional prometida?

¿Qué sucede en Haití? ¿Recibirá la fuerza internacional prometida?

Relacionados

¿Por qué los estadounidenses le están dando la espalda a la religión?

Source link Una tendencia de décadas hacia la secularización,...

Blinken regresa a China en medio de tensiones actuales, no se esperan avances

Source link DEPARTAMENTO DE ESTADO —  El secretario de Estado...

¿Qué establece la ley sobre emergencias médicas que va ante el Supremo de EEUU?

Source link La directora de Comunicación en Español de...

Tesla notifica que despedirá a casi 2.700 empleados en su fábrica de Texas

Source link Tesla despedirá a 2.688 empleados en su...

Source link

A medida que las alianzas cada vez más poderosas de pandillas fuertemente armadas expandieron su influencia sobre la capital de Haití, su gobierno solicitó formalmente el despliegue de una fuerza multinacional para ayudar a su policía a restaurar el control de la ciudad.

Los avances se han estancado, pero mientras el primer ministro Ariel Henry viajaba a Kenia la semana pasada para firmar un acuerdo que se esperaba aseguraría el liderazgo de la nación africana, los combates se intensificaron drásticamente cuando hombres armados liberaron a miles de reclusos, las autoridades declararon el estado de emergencia y miles de personas desplazadas huyeron de los campamentos improvisados en la capital.

Naciones Unidas estiman que cientos de miles de personas han sido desplazadas y miles de personas han muerto en el conflicto general, con informes generalizados de violaciones, torturas y secuestros por parte de pandillas para exigir rescates.

Cómo sucedió

Henry pidió por primera vez en octubre de 2022 el despliegue de una fuerza internacional rápida para ayudar a la policía nacional a combatir las pandillas que estaban aumentando rápidamente su influencia y sus arsenales militares alrededor de la capital, Puerto Príncipe, provocando una devastadora crisis humanitaria.

Un año después, Naciones Unidas aprobó una resolución para una fuerza y estableció un marco, estipulando que la misión no estaría dirigida por la ONU, aunque la agencia ofrecería supervisión, establecería un fondo fiduciario específico y recibiría compromisos formales de los países que ofrecieran su apoyo voluntariamente.

Los países han tardado en ofrecer apoyo, y algunos han planteado dudas sobre la legitimidad del gobierno no elegido de Henry en medio de protestas generalizadas.

Muchos, tanto en las comunidades haitianas como en el extranjero, desconfían de las intervenciones internacionales después de que misiones anteriores de la ONU dejaron atrás una devastadora epidemia de cólera y un escándalo de abusos sexuales, por los que nunca se hicieron reparaciones.

Kenia se ofreció a liderar la fuerza el año pasado, pero un tribunal local dictaminó que necesitaba un acuerdo recíproco con Haití. Henry viajó a Nairobi para firmar este acuerdo mientras los combates se intensificaban en su país, pero nada se sabe de su regreso y un portavoz del Departamento de Estado dijo el lunes que no sabían dónde se encontraba actualmente.

Tropas

El mes pasado, la ONU dijo que cinco países habían prometido formalmente tropas para la fuerza, siendo Benín el mayor contribuyente conocido con 1.500 efectivos. Chad, Bangladesh y Barbados también hicieron compromisos formales, dijo sin dar más detalles, así como Bahamas, que anteriormente había dicho que enviaría 150 personas.

Kenia se ha comprometido a liderar la fuerza con 1.000 agentes de policía. A finales del año pasado, los políticos del parlamento de Kenia informaron sobre planes de contribuir desde Burundi y Senegal.

Mientras tanto, en el Caribe, los medios de Belice dijeron que el país había prometido 50 soldados y el primer ministro de Antigua y Barbuda prometió un número no especificado de soldados. Los medios locales también dijeron que Surinam ofrecería personal.

Según la resolución de la ONU para desplegar la fuerza, los Estados deben notificar formalmente a su secretario general. No hay fecha límite. La misión de la ONU a Haití, ampliamente criticada entre 2004 y 2017, recibió un mandato inicial de hasta 6.700 soldados.

La ONU ha autorizado a la llamada Misión Multinacional de Apoyo a la Seguridad a utilizar la fuerza contra presuntos miembros de pandillas mientras colabora con la policía local haitiana para asegurar rutas de ayuda humanitaria y garantizar medidas estrictas para evitar nuevos abusos de derechos.

Fondos

Estados Unidos es el mayor patrocinador financiero conocido, habiendo prometido hasta 200 millones de dólares. Estados Unidos ha dicho que Guyana también ha prometido fondos, sin decir cuánto.

Canadá siguió posteriormente con una promesa de alrededor de 59 millones de dólares y Francia con unos 3 millones de dólares y otros 924.000 dólares para la formación en francés y creole para la misión.

Sin embargo, hasta el 5 de marzo, un portavoz de la ONU dijo que sólo se habían prometido formalmente 78 millones de dólares y menos de 11 millones de dólares depositados en su fondo fiduciario específico, provenientes de Canadá y Francia. No se han hecho nuevas aportaciones desde el estado de alarma.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha pedido repetidamente que más países ofrezcan fondos y ha instado a más apoyo de las naciones de habla francesa.

Promesas poco claras, límites claros

Varias docenas de países más han asumido compromisos de apoyo no especificados, en particular España y la cercana Jamaica. El periódico Miami Herald ha informado sobre compromisos de Mongolia, Guatemala, Italia y Perú, y El Salvador dijo que habían ofrecido una «misión de estudio» para compartir conocimientos técnicos aprendidos de la propia represión de seguridad del país centroamericano.

No estaba claro si esta misión se llevó a cabo.

La vecina República Dominicana, aunque pidió el despliegue, ha dejado claro que no participará en la fuerza y ha erigido una valla fronteriza y e intensificado sus patrullas de seguridad. Su presidente ha dicho que no permitiría campos de refugiados haitianos en su territorio.

El país, que comparte la isla La Española con Haití, deportó a decenas de miles de personas a través de la frontera el año pasado, lo que generó críticas de la ONU y de grupos de derechos humanos, y no permite que los bebés de inmigrantes haitianos nacidos en el país tengan nacionalidad dominicana.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Subscribirse a nuestro Boletín

- Obtenga acceso completo a nuestro contenido premium

- No te pierdas nunca una historia con notificaciones activas

Populares

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí